A principios del verano de 2020 en la reserva marina de El Parque Natural de Cap de Creus, en la provincia de Girona (Catalunya), detectaron la presencia del alga invasora de origen australiano Caulerpa cylindracea, tal y como informaba un comunicado de la Conselleria de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat de Catalunya que lamentaba que una vez establecida el alga exótica de carácter invasor es “prácticamente imposible” su erradicación.

Sumario

 

Visitamos un nuevo foco de invasión biológica en Cala Sa Sabolla (Cadaqués) en la que se lleva a cabo una intervención de extracción submarina de Caulerpa cylindracea

Más fotogaleria

 

Responsables y técnicos del parque natural tomaron medidas y se señalizó la zona con boyas perimetrales en un área de 500 metros cuadrados en Cala Galladera, en la localidad del Port de la Selva, para evitar al máximo su propagación y se decidió regular la pesca y el fondeo, como cualquier otro tipo de actividad humana en la zona afectada.

Mapa del Parc Natural de Cap de Creus con las zonas afectadas por la invasión biológica de la 'Caulerpa cylindracea' / Mapa: EA Mapa del Parc Natural de Cap de Creus con las zonas afectadas por la invasión biológica de la 'Caulerpa cylindracea' / Mapa: EA

Con motivo de la presencia de este alga tan nociva para los ecosistemas marinos, El Parque Natural de Cap de Creus, inició una campaña informativa para la detección precoz de Caulerpa cylindracea.

Meses después, desde EcoAvant.com nos desplazamos a El Parque Natural de Cap de Creus y acompañamos a sus técnicos a visitar el litoral afectado, la zona de Cala Galladera (Port de la Selva) y un nuevo foco de invasión biológica en Cala Sa Sabolla (Cadaqués), en la que se lleva a cabo una intervención de extracción submarina de Caulerpa cylindracea

 

Invasión del Mediterráneo

 

Área de la invasión biológica de la 'Caulerpa cylindracea' en el fondo marino de Cala sa Cebolla en Cap de Creus, Gerona (Cataluña) / Foto: Jose Mercado - Promar - EA Área de la invasión biológica de la 'Caulerpa cylindracea' en el fondo marino de Cala Sa Sabolla en Cap de Creus, Gerona (Cataluña) / Foto: Jose Mercado - Promar - EA

La especie Caulerpa cylindracea (1)antes denominada Caulerpa racemosa, es un alga de origen tropical del sureste de Australia, que fuera de su ecosistema natural, se vuelve altamente invasora y amenaza  severamente la supervivencia del resto de la flora y la fauna marina lugareña, como es el caso de la posidonia y sus praderas –tan necesarias para los sistemas marinos mediterráneos y su equilibrio–; así como esponjas, corales y todo tipo de algas fijadas en el sustrato acuático.

La especie exótica crece sobre el resto de especies y limita su acceso a la luz y nutrientes. Hasta donde se sabe, se detectó por primera vez en el sur de Francia hace tres décadas y se ha ido propagando a través de las corrientes marinas y el fondeo de la pesca recreativa.

La invasora Caulerpa cylindracea, es peligrosa para el resto de especies marinas endémicas y modifica las condiciones físicas y químicas del entorno

La variedad marina invasora en cuestión, Caulerpa cylindracea, es peligrosa para el resto de especies marinas endémicas y los ecosistemas que invade porque las aniquila y modifica las condiciones físicas y químicas del entorno (2).

La invasión del Mediterráneo por parte de la especie Caulerpa se inició en 1991 en las costas de Trípoli y Libia, desde donde se expandió rápidamente a las costas de Francia, Italia y la Península Ibérica.

En España, apareció por primera vez en las Islas Baleares en 1998 desde donde colonizó otras zonas marinas como el litoral de Castellón en 1999, Alicante en 2001, y a partir de 2005 llegó a las zonas marinas de Murcia y Andalucía.

Acudimos al lugar para hablar con las personas que están al frente de la tan difícil y problemática gestión

Un año más tarde de su aparición, en El Parque Natural de Cap de Creus, y después de unos duros meses de confinamientos debido a la pandemia de la covid-19, desde EcoAvant.com  acudimos al lugar para hablar con las personas que están al frente de la tan difícil y problemática gestión.

 

Navegando por el litoral de Cap de Creus

 

De izquierda a derecha, los informadores marinos Aureli Reberté, la estudiante Aina Viciana y Carles Alabern junto al biólogo y técnico Gerard Carrión i Salip / Foto: O. Corominas - EA De izquierda a derecha, los informadores marinos Aureli Reberté, la estudiante Aina Viciana y Carles Alabern junto al biólogo y técnico Gerard Carrión i Salip / Foto: O. Corominas - EA

Estamos a principios de agosto de 2021 y nos hemos citado con técnicos y personal de El Parque Natural de Cap de Creus en Portlligat, en el municipio ampurdanés de Cadaqués.

La población es famosa y conocida internacionalmente por haber sido, en su momento, lugar de residencia de Salvador Dalí; considerado uno de los máximos representantes del movimiento artístico surrealista.

Y se nota. Frente a la actual Casa Museo Salvador Dalí, –aunque es ciertamente temprano para un mes de agosto–, decenas de grupos con mascarillas merodean por los alrededores formando colas a la espera de su turno para acceder al recinto del autor surrealista.

Justo entonces, llegamos al puerto donde nos espera una embarcación con técnicos de la reserva marina, y concretamente con el biólogo y técnico del Área del Patrimonio Natural de El Parque de Cap de Creus, Gerard Carrión i Salip.

La Reserva Marina de Cap de Creus cuenta con personas que tienen la función de informar a los usuarios que se desplazan con embarcaciones por la zona

GERARD CARRIÓN I SALIP, biólogo y técnico de El Parque Natural de Cap de Creus

Subimos a la embarcación; en la que  también se encuentran los informadores marinos –de aspecto despierto y amable–, Aureli Reberté –que pilota la barca–, Carles Alabern  y la estudiante Aina Viciana. El biólogo Gerard Carrión refiriéndose a ellos, nos comenta que la Reserva Marina de Cap de Creus “cuenta con personas que tienen la función de informar a los usuarios que se desplazan con embarcaciones por la zona”.

Hace un día bastante tapado y ligeramente lluvioso, y el mar –como se acostumbra a decir en la zona– está “picado”. Por lo que, entre los bandazos de la Zodiac y las ráfagas de viento –que entremezclan el agua salada del mar con la de la lluvia, en nuestros rostros–, resulta francamente difícil mantener una conversación fluida, y menos aún, tomar notas. No obstante, todas las partes perseveramos.

 

En Cala Galladera

 

Fondo marino de Cala Galladera tupido por el alga invasora 'Caulerpa cylindracea' / Foto: O. Corominas - EA Fondo marino de Cala Galladera tupido por el alga invasora 'Caulerpa cylindracea' / Foto: O. Corominas - EA

Después de un rato navegando, llegamos a la zona de Cala Galladera, en el Port de la Selva, y con la embarcación más estable –al disminuir su velocidad–, el biólogo Carrión nos enseña detenidamente toda la zona afectada por la invasora Caulerpa cylindracea, que apenas un año antes había trascendido en los medio de comunicación por su aparición tan inesperada como fortuita.

Se aprecia perfectamente la red que la invasora Caulerpa cylindracea teje en el fondo marino por encima del resto de especies endémicas

En las zonas de menos profundidad, se aprecia perfectamente la red que la especie Caulerpa cylindracea teje en el fondo marino por encima del resto de especies endémicas.

El técnico Carrión se lamenta de la situación, mientras nos relata la experiencia de extracción de Caulerpa cylindracea: “Este año hemos llevado a cabo intervenciones que consiste en la extracción manual mediante buzos –ya que un dragado es menos eficiente y quedarían restos del alga–, para después colocar una mallas metálicas, con barrenas y bloques de cemento para reforzar su fijación; tanto en Cala Nans como en Cala Sa Sabolla”. “No se puede hacer más. Luego llevar a cabo un seguimiento”, añade el biólogo.

 

Extracción manual (de la ‘Caulerpa cylindracea’)

 

Dos buzos extraen 'Caulerpa cylindracea' en el fondo marino de Cala sa Cebolla en Cap de Creus, Gerona (Cataluña) / Foto: Jose Mercado - Promar - EA Dos buzos extraen 'Caulerpa cylindracea' en el fondo marino de Cala Sa Sabolla en Cap de Creus, Gerona (Cataluña) / Foto: Jose Mercado - Promar - EA

Después de observar detenidamente la zona, Carrión nos sugiere ir a la nueva área de afectación e intervención donde este mismo año una persona dio el aviso de avistamiento de la invasora en el fondo marino. Se trata de a Cala Sa Sabolla a unos cientos de metros del centro urbano Cadaqués, desde donde repican las campanas de la característica iglesia de Santa Maria.

Llegamos a Cala Sa Sabolla, y efectivamente el protocolo de intervención ya se ha aplicado en una zona de unos 12 metros cuadrados. Boyas de señalización y un par de embarcaciones pequeñas –tipo Zodiac– con buzos sumergidos faenando contra la invasión biológica.

Ya sobre la zona afectada, y desde su embarcación, el técnico y biólogo Gerard Carrión i Salip, intercambia una conversación fluida y extensa con José Mercado,  –a cargo de la empresa Serveis Marítims Promar, que lleva a cabo la extracción de Caulerpa cylindracea– y que se encuentra en otra embarcación.

Mercado especula sobre el origen de la expansión del alga exótica: “Podría haber salido de un acuario, ves a saber […]” que considera que el Ayuntamiento de Cadaqués y el Parque Natural tienen que trabajar estrechamente para hacer frente a la amenaza de esta especie invasora.

De repente, un buzo aparece en la superficie. Nos saluda amablemente con la parsimonia del que lleva cerca de 120 minutos sumergido a unos siete metros de profundidad

Pasamos a la embarcación del responsable de Promar, Jose Mercado, y nos explica que el alga "se expande en el fondo marino y crea como una manta que impide que crezcan otras especies endémicas”.

De repente, un buzo aparece en la superficie. Su nombre es Enric Marqués. Nos saluda cortésmente y con la parsimonia del que lleva cerca de 120 minutos sumergido. Debajo de nosotros hay dos buzos más que realizan los trabajos de extracción, con el único propósito de parar el avance biológico de la invasora.

 

Trabajo submarino y tratamiento

 

El buzo Enric Marqués comenta aspectos técnicos con Jose Mercado, el responsable de la empresa de la extracción de la 'Caulerpa cylindracea' / Foto: O. Corominas - EA El buzo Enric Marqués comenta aspectos técnicos con Jose Mercado, el responsable de la empresa de la extracción de la 'Caulerpa cylindracea' / Foto: O. Corominas - EA

El submarinista de la superficie, Marqués, comenta con Gerard Carrión y José Mercado –refiriéndose a los trabajos de extracción que comenzaron a las 07.00 horas de la mañana–: “Cuando llevas dos horas debajo del agua, aunque lleves buzo, te cala el frío. El agua allá abajo, ahora en verano, se encuentra a una temperatura de unos 18ºC”.

Empiezas a estirar de una Caulerpa y rápidamente acabas sacando 30 centímetros de raíz. Crece y se expande por el suelo marino en forma de red

ENRIC MARQUÉS, buzo

Extraer el alga invasora es un gran faena. El buceador Marqués nos explica los pormenores y cómo es de costoso realizarlo de manera manual: “Empiezas a estirar de una  Caulerpa y rápidamente acabas sacando 30 centímetros de raíz. Crece y se expande por el suelo marino en forma de red”.

Enric Marqués apostilla: “En 90 minutos (una hora y media) se extrae aproximadamente una bolsa de tres kilos. Es realmente muy difícil su extracción porque enraíza en la roca”. 

Un buzo extrae manualmente 'Caulerpa cylindracea' en el fondo marino de Cala sa Cebolla en Cap de Creus / Foto: Jose Mercado - Promar - EA Un buzo extrae manualmente 'Caulerpa cylindracea' en el fondo marino de Cala Sa Sabolla en Cap de Creus / Foto: Jose Mercado - Promar - EA

José Mercado, nos expone cómo es el tratamiento que se le da a los restos del alga recogida. Solo en el día anterior el equipo de buzos extrajo seis bolsas de tres kilos, –lo que equivale a 18 kilos de Caulerpa cylindracea–. Según las cuentas de Mercado, en la actual jornada sacarán una cantidad similar.

Todos estos restos permanecerán durante varios días en un almacén de la empresa encargada de los trabajos de extracción, hasta cerciorarse que está definitivamente muerta. El alga Caulerpa cylindracea puede sobrevivir hasta tres días fuera del medio acuático marino, “luego perece” nos detalla el biólogo y técnico, Carrión.

 

El peligro de los fondeos prolongados

 

Una embarcación levanta el ancla repleta de vegetación marina, antes de zarpar / Foto: O. Corominas - EA Una embarcación levanta el ancla repleta de vegetación marina, antes de zarpar / Foto: O. Corominas - EA

El día anterior también tuvimos la oportunidad, desde EcoAvant.com, de visitar los trabajos de extracción en Cala Sa Sabolla, en la misma embarcación de la empresa de José Mercado.

Como es agosto, hacía buen día y ya pasaban de las 11.00 horas de la mañana, poco a poco nos vimos rodeados de embarcaciones de usuarios, bañistas y curiosos de múltiples nacionalidades que acudían a ese tramo de costa por su singular belleza; –suponemos que con más ganas de lo habitual– después de largas semanas de confinamiento a causa de la covid-19. Pudimos observar un gran trajín de tráfico de embarcaciones y fondeos.

En este sentido, Gerard Carrión relata el peligro que subyace en el fondeo de embarcaciones tanto para la fauna local como para la propagación de especies invasoras

En este sentido, Gerard Carrión relata el peligro que subyace en el fondeo de embarcaciones tanto para la fauna local como para la propagación de especies invasoras. Por eso, manifiesta el esfuerzo que se ha llevado a cabo para instalar boyas en todo el litoral de Cap de Creus para evitar el fondeo, que impacta sobre la flora endémica marina del parque natural protegido. 

José Mercado –con años de experiencia en el mar y la navegación– espeta: “Las embarcaciones que fondean varios días son un problema para el fondo marino, son un desastre".

Si la embarcación va haciendo círculos en torno al ancla y la cadena de amarre (debido al cambio de la dirección del viento) destroza todo el fondo marino

JOSE MERCADO, responsable de Promar

Mercado prosigue: "Si por ejemplo, cuando fondea una embarcación el viento está soplando a Garbino (del suroeste) y al cabo de unos días sopla viento de Gregal (del noroeste)  y luego de Mistral (del noreste), y así sucesivamente durante los días de fondeo, la embarcación va haciendo círculos en torno al ancla y la cadena de amarre destroza todo el fondo marino”.

Justo en ese momento, una embarcación mediana levanta el ancla repleta de vegetación marina, y parte. Mercado exclama: “¡Ves ahí lo tienes! Las deberían limpiar antes de zarpar. Ahora esas algas, ve tú a saber dónde acaban”.

 

Costes de la lucha contra las especies exóticas invasoras

 

Un buzo finaliza la instalación de un sistema de fijación contra la 'Caulerpa cylindracea' en el fondo marino de Cala sa Cebolla en Cap de Creus, Gerona (Cataluña), después de su extracción / Foto: Jose Mercado - Promar - EA Un buzo finaliza la instalación de un sistema de fijación contra la 'Caulerpa cylindracea' en el fondo marino de Cala Sa Sabolla en Cap de Creus, Gerona (Cataluña), después de su extracción / Foto: Jose Mercado - Promar - EA

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUNC), en su informe Monitoreo de especies marinas invasoras en áreas marinas protegidas (AMP) del Mediterráneo (3) de 2013, cuantificaba que en Europa los impactos económicos de las especies exóticas terrestres y marinas podían alcanzar "los 12,5 billones de euros al año", y "probablemente podían ascender a más de 20 billones de euros".

La Convención sobre la Diversidad Biológica (CDB) de la ONU, que es un instrumento internacional que persigue "la conservación de la diversidad biológica" en el Planeta –que ya han ratificado por 196 países–, alerta de que España “es uno de los 25 puntos críticos de biodiversidad del mundo y considerado uno de los países con mayor biodiversidad de la Unión Europea”.

España es uno de los 25 puntos críticos de biodiversidad del mundo y considerado uno de los países con mayor biodiversidad de la Unión Europea

CONVENCIÓN SOBRE LA BIODIVERSIDAD BIOLÓGICA, ONU

El documento de la CDB, también advierte de que “en las últimas décadas, la biodiversidad española ha sufrido una disminución significativa, con entre el 40-60% de las especies evaluadas incluidas en alguna categoría amenazada”. La Convención identifica los principales impulsores de la pérdida de biodiversidad: “La degradación del hábitat, el cambio climático y las especies exóticas invasoras”.

El Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras (1) del Ministerio de Transición Ecológica (MITECO) tiene registradas hasta 185 variedades en España entre los que destaca algunas como el Mejillón Cebra, el Mapache o el Caracol Manzana.

Según el Proyecto Exocat, que es una base de datos (4) de especies exóticas en Catalunya y que depende del Departament de Acció Climàtica, Alimentació i Agenda Rural, hay actualmente en territorio catalán hasta 1.235 especies exóticas de las cuales 177 (el 14%) serían invasoras y provocan impactos considerables en los ecosistemas naturales.

Se estima que España gasta hasta 13 millones de euros anuales en la lucha contra las invasiones biológicas y el coste podría llegar a los 25.000 millones

En el reciente artículo científico publicado en la revista NeoBiota, Costos económicos de las especies exóticas invasoras en España (5), se estima que la lucha contra las especies exóticas invasoras está costando alrededor de 13 millones de euros al año al Estado español. También se destaca, que esta cifra está por debajo del verdadero impacto que tienen las invasiones biológicas ya que no se incluyen los daños económicos que causados a la agricultura, los bosques o la sanidad.

Las científicas españolas coautoras del artículo, Elena Angulo y Ana Nova, calculan un gasto de 233 millones de euros entre 1997-2022; a los que si se le suma “una extrapolación de la pérdida potencial” de los costes de las especies invasoras la cifra podría ascender a más de 25.000 millones de euros.

 

Pérdida de la diversidad

 

Praderas de posidonia, presentes en todo el litoral de El Parque Natural de Cap de Creus / Foto: O. Corominas Praderas de posidonia, presentes en todo el litoral de El Parque Natural de Cap de Creus / Foto: O. Corominas - EA

En el mismo trabajo de la IUCN, mencionado anteriomente (3), –de hace más de una década– se advertía de la amenaza que suponen para los ecosistemas y se avisaba de que "la introducción de especies exóticas invasoras es una seria amenaza para la biodiversidad". 

El mismo estudio añade: "Pueden desplazar a las especies nativas, reducir la biodiversidad de las comunidades, cambiar la composición de especies y su abundancia en diferentes hábitats, modificar la estructura del hábitat y producir cambios en cascada en la red trófica".

Bruselas abrió un expediente a España, junto a otros 17 Estados miembros, por deficiencias en la prevención y gestión de la propagación de especies invasoras

A principios de junio de este año, Bruselas abrió un expediente a España, junto a otros 17 Estados miembros, por deficiencias en la prevención y gestión de la propagación de especies invasoras. La Comisión Europea (CE) otorgaba un plazo de dos meses para responder. En el caso de no recibir una respuesta satisfactoria el Ejecutivo comunitario puede elaborar un dictamen motivado, que es el paso previo a llevar al país ante el Tribunal de Justicia de la UE.  

El Pacto Verde como la Estrategia para la Biodiversidad para 2030 pone el foco sobre la importancia de evitar la pérdida de biodiversidad en la UE, preservando los espacios naturales y restaurar los ecosistemas dañados.

El cambio climático provoca un aumento del número de especies exóticas invasoras, lo que provoca efectos "adversos" sobre la biodiversidad y los ecosistemas

A principios de octubre, a escasas semanas de la XXVI Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Cambio Climático de la ONU, conocida como la COP26 de Glasgow, la Comisión Europea publicaba el Informe de implementación de especies exóticas invasoras (6). En este se avisaba de que el cambio climático provoca un aumento del número de especies exóticas invasoras, con los correspondientes efectos "adversos" sobre la biodiversidad y los ecosistemas, la salud de la población y la economía europea.

Con motivo del documento publicado, el comisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, Virginijus Sinkevicius, señalaba que "las especies exóticas invasoras son un agente crucial para la pérdida de la diversidad en Europa. El informe muestra que actuar a nivel europeo tiene un valor añadido. Este reglamento será una herramienta esencial para seguir enfrentándonos a esta amenaza y hacer que la biodiversidad empiece su recuperación".

 

Las invasiones biológicas, fuente de epidemias

 

Una bolsa de tres kilos repleta de restos de la invasora / Foto: O. Corominas - EA Una bolsa de 3 kilos repleta de restos de la invasora / Foto: O. Corominas - EA

La especie humana de manera deliberada o accidental extrae a otras especies de sus hábitats naturales y las desplaza a otros lugares de mundo provocando invasiones biológicas que causan grandes impactos medioambientales y económicos.

Pero no es el único riesgo, ya que en muchos casos conllevan una amenaza para la salud humana en forma de patógenos infecciosos tal como se ha podido experimentar con la pandemia de la covid-19 u otros derivados de insectos invasores como el mosquito, un actor crucial en la transmisión del virus Zika o el dengue. Y otras de origen animal (las zoonóticas) como el MERS, la Gripe Aviar, el SARS-CoV-1, el SARS-CoV-2 y una larga lista.

Más del 70% de las enfermedades infecciosas emergentes para la salud humana de los últimos 40 años son de origen animal, es decir, zoonóticas

En 2008 la investigación publicada en la revista Nature, Tendencias mundiales de las enfermedades infecciosas emergentes (7), revelaba que más del 70% de las enfermedades infecciosas emergentes para la salud humana de los últimos 40 años son de origen animal, es decir, zoonóticas. Con la pandemia del coronavirus se ha puesto de manifiesto la carga económica que suponen en sí y de sus peligros para el sistema de salud pública.

 

Un tríptico informativo reciclado e impermeable

 

El responsable de la empresa de la extracción del alga exótica, Jose Mercado, comenta detalles técnicos con el biólogo Gerard Carrión i Salip / Foto: O. Corominas - EA El responsable de la empresa de la extracción del alga exótica, Jose Mercado, comenta detalles técnicos con el biólogo Gerard Carrión i Salip / Foto: O. Corominas - EA

Volviendo a costas mediterráneas, y ya de nuevo en tierra, en Portlligat (Cadaqués), nos despedimos el biólogo y técnico del Área del Patrimonio Natural de El Parque de Cap de Creus, Gerard Carrión i Salip, –a la vez que le agradecemos los esfuerzos realizados para informarnos con todo detalle, a nosotros y por ende a nuestros lectores–. En ese mismo momento, Gerard nos brinda un tríptico informativo titulado La ‘Caulerpa cylindacea’ ha llegado al Parc Natural de Cap de Creus! Guía útil para detectarla y evitar su dispersión.

Carrión nos explica que el pliego informativo es de un papel reciclado hecho a partir de residuos de obra y que es totalmente impermeable lo que “se hace muy necesario para los informadores marinos de Cap de Creus, ya que los entregan a otras embarcaciones en el mar”.

 

Referencias