Decía el escritor Javier Reverte que “el mejor de los viajes siempre es el próximo”. Y, por si no lo sabíamos antes, si algo hemos aprendido en estos tiempos difíciles de pandemia de la covid-19 es que no hace falta un destino muy lejano para disfrutar del mejor entorno.

Las cómicas y cómicos protagonistas de este reportaje nos confiesan los lugares favoritos de su tierra, fuente de inspiración y de momentos inolvidables. ¿Por qué la naturaleza nos pone de buen humor?

España brinda un paraíso natural a cada paso. No en vano la editorial Lonely Planet acaba de publicar un libro titulado A una hora de…, que sugiere 900 escapadas fantásticas desde 50 ciudades españolas.

Experiencias únicas en “uno de los países más diversos del planeta”, recalcan, “y mucho más cerca de lo que uno se imagina”. Porque sí, hay muchos refugios excelsos a la vuelta de la esquina.

Un imponente turismo de proximidad que aquí recomendamos de forma aleatoria con varias cómicas y cómicos de distintos puntos de España.Los protagonistas de este reportaje nos confiesan los lugares favoritos de su tierra, fuente de inspiración y de momentos inolvidables. ¿Por qué la naturaleza nos pone de buen humor?

 

Marta González de Vega: “Mi lugar preferido del mundo es el pueblo del Médano”

 

Marta González de Vega (Tenerife, Islas Canarias) Marta González de Vega (Tenerife, Islas Canarias)

“Yo os llevaría a mi lugar preferido del mundo, que es el pueblo de El Médano, en Tenerife. Es playa y montaña a la vez porque la playa está coronada por la Montaña Roja, un sitio absolutamente mágico. Una montaña metida en el agua, con lo cual es la reunión de lo mejor de la naturaleza. Un sitio que me da un poco de miedo recomendarlo porque ya se están rodando muchas series allí y no queremos hacerlo tan famoso”, explica con una sonrisa la guionista, actriz y monologista Marta González de Vega.

En El Médano, en Tenerife es playa y montaña a la vez porque la playa está coronada por la Montaña Roja, un sitio absolutamente mágico. Una montaña metida en el agua, con lo cual es la reunión de lo mejor de la naturaleza.

Cómica voraz, guionista emérita de El Club de la Comedia y asaz responsable de varios taquillazos del cine español –como la saga de Padre no hay más que uno–, considera que “el humor es un click mental, una forma de ver la vida que te ayuda a vivirla de una manera mucho más feliz y libre".

El Médano, población del municipio de Granadilla de Abona, en la isla de Tenerife / Foto: Pixabay El Médano, población del municipio de Granadilla de Abona, en la isla de Tenerife / Foto: Pixabay

Para la guionista y actriz "consiste precisamente en romper los esquemas, en ir por sitios por los que las mentes carentes de humor no irían. Supone una ruptura con la lógica… y la naturaleza implica la misma libertad. La libertad de pensamiento que implica el humor es la libertad que evoca estar en medio de la naturaleza".

Libérrima, Marta González de Vega se siente plena en el Médano: “Tengo todos los recuerdos del mundo porque es mi hábitat natural, mi lugar en la tierra. Mis amigos lo llaman ‘mi show de Truman’ porque cuando estoy en Tenerife es como un plató del que no me salgo”.

 

Fernando Moraño: “Para mí, el tótum revolútum en Cataluña es el Delta del Ebro”

 

Fernando Moraño (Barcelona) Fernando Moraño (Barcelona)

He aquí uno de los artífices de Monologamia, gran productora de humor. El inefable cómico Fernando Moraño es de Barcelona, cerca de su espacio natural preferido. A unas dos horas, en la provincia de Tarragona: el Delta del Ebro. “Para mí, el tótum revolútum en Cataluña es el Delta del Ebro. Una alucinación doméstica que incluye muchas cosas, aparte de las playas más paradisiacas y naturaleza salvaje, sin estar devastada por el turismo.

En la provincia de Tarragona: el Delta del Ebro. “Para mí, el tótum revolútum en Cataluña es el Delta del Ebro. Una alucinación doméstica que incluye muchas cosas, aparte de las playas más paradisiacas y naturaleza salvaje, sin estar devastada por el turismo

Tiene todo el encanto de un delta en cuanto a la geografía, los mejores atardeceres que te puedas imaginar y el mejor arroz que te puedas comer, aparte especialidades alimentarias fabulosas y exóticas, como la anguila y el pato”, enumera con fervor. “Y se pueden oír jotas catalanas. Aquí se juntan Valencia, Aragón y Cataluña porque el Delta del Ebro tiene magia; y la gente es extraordinaria: su manera de hablar, su calidez, las localidades de los alrededores.

Pero, sobre todo, el Delta del Ebro, un parque natural con un valor incontestable. Es oro molido para el alma. Uno no se tiene que perder la ocasión de ir allí para justificar su existencia”, sentencia. ¿Y cómo inspira la naturaleza para hacer comedia? “Todos somos hijos de la naturaleza. La naturaleza es la inspiración máxima, la voz nodriza de nuestra existencia”, afirma.

Una barca en primer plano con flamencos de fondo en una marisma en el Delta del Ebro, Tarragona (Catalunya) / Foto: Marc Pascual - Pixabay Una barca en primer plano con flamencos de fondo en una marisma en el Delta del Ebro, Tarragona (Catalunya) / Foto: Marc Pascual - Pixabay

“Es estrictamente necesaria, pero vivimos empaquetados en asfalto. Vivo en la ciudad –Madrid- y me veo condenado a la tiranía de los parques como solución. Pero, aprovechando las actuaciones, siempre hemos procurado escaparnos a la naturaleza”, comenta. Fernando Moraño viajó el verano pasado al Deltebre con Dianela Padrón –su pareja, también cómica- para vivir la visión idílica del Delta del Ebro “como en la música de Tots los colors del Delta. Y pasear en una playa con dos orillas, ver las marismas, las aves migratorias y el atardecer es una especie de LSD cien por cien recomendado por las autoridades sanitarias”, enfatiza, casi en éxtasis.

“Allí todo tiene una poética perfecta. Es un cruce de caminos entre lo dulce y lo salado. Un crisol, un sitio absolutamente mágico”, zanja antes de reflexionar: “Soy esclavo de la comedia. El sentido del humor es un viaje, una manera de protegerse, una partícula de existencia sin la cual no se entiende la existencia. Cuando una persona carece de humor está en la más profunda de las oscuridades”.

 

Raquel Sastre: “Aquí tenemos escenarios de película”

 

Raquel Sastre (Murcia) Raquel Sastre (Murcia)

La polifacética cómica murciana Raquel Sastre, que acaba de publicar su libro Risas al punto de sal, considera el humor como “la capacidad de comunicar algo, ya sea en el ámbito de la ficción o de la realidad, de forma que quien lo escuche tenga provocada esa sensación de risa, sonrisa o carcajada”. “Y la naturaleza ¡pues claro que es inspiradora!

Entre sus lugares de ensueño, Raquel Sastre nos lleva a las Salinas de San Pedro “antes de que se las carguen”, azuza. “Creo que es uno de los espacios más bonitos de España"

Por ejemplo, en la Región de Murcia tenemos un Mar Menor ahora mismo que es de chiste”, remata con sorna. Entre sus lugares de ensueño, Raquel Sastre nos lleva a las Salinas de San Pedro “antes de que se las carguen”, azuza.

Vistas del Parque Regional Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar, un Espacio Natural Protegido de la Región de Murcia / Foto: Wikimedia Vistas del Parque Regional Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar, un Espacio Natural Protegido de la Región de Murcia / Foto: Wikimedia

“Creo que es uno de los espacios más bonitos de España.Las describiría como si pusiésemos espejos pintados de colores en el suelo y nos sentásemos a observar ese horizonte de espejos y, además, cada uno en tonalidades diferentes. Y a eso lo salpicas de muchísima fauna y flora variada dentro del ámbito propio de una salina y se te queda un espectáculo precioso”, describe la cómica murciana Raquel Sastre.

A su hija Enma le encantan los tonos rosados, confiesa a EcoAvant.com, “y los rayos del atardecer entre los flamencos hacen que el rosa, el rojo y el naranja fluyan por todos los sitios. Es un espectáculo verlo”. Y concluye, como buena embajadora: “Aquí en la Región de Murcia tenemos escenarios de película”.

 

Miguel Iríbar: “Tengo un especial recuerdo de la playa de La Flecha”

 

Miguel Iríbar (Huelva) Miguel Iríbar (Huelva)

El gran cómico andaluz, que vive en Madrid y colabora en diferentes medios, define el humor como “el mejor mecanismo defensivo que tiene el ser humano ante la crueldad y el absurdo de la vida, una vaselina natural para hacer más llevadera y agradable la existencia”. Miguel Iríbar cree que “la naturaleza ayuda a resetear, relajar y reconectar con uno mismo, como una carga de batería cuando la ciudad te satura y te agota. En ese sentido sí que resulta inspiradora, te activa y te llena de energía”.

“Como nacido en Huelva, tengo un especial recuerdo de la playa de La Flecha, frente a El Rompido, una lengua de tierra de varios kilómetros, con la ría a un lado y el océano al otro, sin edificios, con acceso solo por barco o ya desde La Antilla, un lugar único para pasear y perderte"

Es decir, “es posible que haya más humor en las calles, en los bares o en las oficinas”, apunta, pero un buen paisaje y el aire puro siempre son infalibles. Igual que su recomendación viajera a EcoAvant.com: “Como nacido en Huelva, tengo un especial recuerdo de la playa de La Flecha, frente a El Rompido, una lengua de tierra de varios kilómetros, con la ría a un lado y el océano al otro, sin edificios, con acceso solo por barco o ya desde La Antilla, un lugar único para pasear y perderte".

Playa de Nueva Umbría, en el Paraje Natural Marismas del Río Piedras y Flecha del Rompido / Foto: Daniel Toscano Díaz - Wikimedia Playa de Nueva Umbría, en el Paraje Natural Marismas del Río Piedras y Flecha del Rompido / Foto: Daniel Toscano Díaz - Wikimedia

"En general, toda la zona de pinares entre Cartaya y Punta Umbría, las marismas con sus flamencos rosas y esa punta de flecha de arena blanca son mis lugares favoritos en las cercanías de Huelva”, apunta Miguel Iríbar que cuenta que desde pequeño, allá por los años 80, iba a menudo a La Flecha: “Iba con mis padres, mi hermano y unos amigos con sus respectivos niños, en un formato de camping libre que nunca más volvió a permitirse".

"Ahora hay barcos que cruzan la ría de El Rompido por un módico precio, pero en aquella época solo podías ir en la lancha de un amigo, haciendo varios viajes y, una vez allí, dormir en tiendas de campaña y hacer barbacoas en una zona virgen alejada de la civilización”, valora el cómico andaluz. Miguel Iríbar se fascina del embrujo de la naturaleza, que nunca se olvida: “Era impresionante vivir como un Mowgli playero junto a tu familia durante tres o cuatro días”.

 

Danny Boy: “Tenemos las mejores playas y de las más salvajes de Galicia”

 

Danny Boy, Ferrol (La Coruña) Danny Boy, Ferrol (La Coruña)

Su amor por la tierra, la retranca y el acento lo delatan: “Yo nací en Ferrol, que quizás no sea la ciudad más bonita del mundo, pero tiene las mejores playas y de las más salvajes de Galicia”. El cómico Danny Boy vive en Madrid, hace monólogos por doquier y forma parte de La Resistencia, el gran late night de Broncano y compañía.

“Pasar unos días en un entorno natural, lejos del ruido urbano, siempre ha sido una opción ideal para reflexionar y crear nuevas ideas. Al fin y al cabo, el humor es también un fenómeno natural”

“El humor es un estilo de vida, crear nuevos mundos partiendo de visiones particulares de este que compartimos”, arguye, “y pasar unos días en un entorno natural, lejos del ruido urbano, siempre ha sido una opción ideal para reflexionar y crear nuevas ideas. Al fin y al cabo, el humor es también un fenómeno natural”.

Playa de Doniños en Ferrol en A Coruña ( Galicia) / Foto: Wikimedia Playa de Doniños en Ferrol en A Coruña ( Galicia) / Foto: Wikimedia

Definición insuperable para unir comedia y naturaleza. Y para fenómenos naturales, sugiere visitar “Covas, Doniños o Valdoviño porque es ver la furia del océano in situ. Un show de la naturaleza en directo”.

Ahora bien, para bañarse, entre las olas y la temperatura del agua, Danny Boy invita a los lectores de EcoAvant.com a armarse de cierto valor…

 

Helena Pozuelo: “Id al antiguo camino de Villanueva del Pardillo a Colmenarejo”

 

Helena Pozuelo (Madrid) Helena Pozuelo (Madrid)

Cómica y guionista de La Resistencia, Helena Pozuelo proclama: “La naturaleza lo es todo. Es vida, es la base y también equilibrio, aunque nos empeñemos en cargárnoslo. Te conecta con el mundo”. Como el humor, añade: “Sí, para mí es un enfoque vital, está presente en todo. Es una manera de equilibrarte”.

“Guardo un especial recuerdo de Villanueva del Pardillo, donde vivían mis abuelos. Nos llevaban a todos los primos de excursión. A veces, excursiones nocturnas, y vaya cambio de paisaje de noche…

¿Y por qué paraje de Madrid nos guía Helena Pozuelo?

Puente en Villanueva del Pardillo, en el  Arroyo Palacios envuelto de naturaleza (Comunidad de Madrid) / Foto: Wikimedia Puente en Villanueva del Pardillo, en el Arroyo Palacios envuelto de naturaleza (Comunidad de Madrid) / Foto: Wikimedia

Guardo un especial recuerdo de Villanueva del Pardillo, donde vivían mis abuelos. Nos llevaban a todos los primos de excursión. A veces, excursiones nocturnas, y vaya cambio de paisaje de noche…Me parecía muy emocionante, aunque también me daba miedo porque allí habitaba un dragón, decían. Tardé muchos años en darme cuenta de que en Villanueva no hay dragones”, ríe la cómica y guionista Helena Pozuelo.

Y, para los interesados, aclara Pozuelo la ubicación de este enclave natural: “Id a la zona, que es el antiguo camino de Villanueva a Colmenarejo. En lo alto está la Casa de la Patata”.

 

Rafa Maza: “El paisaje de Tardienta le pide imposibles a la imaginación”

 

Rafa Maza (Huesca) Rafa Maza (Huesca)

El popular cómico Rafa Maza celebra el humor como una liturgia: “La liturgia de sentirnos cercanos a los dioses que miran al ser humano con cierta compasión ante los artificios absurdos que hacemos para justificar y llenar de razones nuestros actos en la vida”. Y ahí entra la conexión con el medio ambiente: “La naturaleza también nos mira con compasión y nos recuerda que cada uno de nosotros somos mortales ante su grandeza y devenir cíclico".

"Lo que contemplamos en ella es producto de millones de años de un tiempo infinito frente al irrisorio o risible tiempo de nuestra efímera existencia”, razona el cómico Rafa Maza.

Además, “el humor nos devuelve a nuestra naturaleza en la medida en que nos desnuda. Nos recuerda que somos seres capaces de reír. Nos desnuda de los artificios de la civilización y de nuestra mente racional”

Además, “el humor nos devuelve a nuestra naturaleza en la medida en que nos desnuda. Nos recuerda que somos seres capaces de reír. Nos desnuda de los artificios de la civilización y de nuestra mente racional”, apostilla. “¿Me he puesto muy místico?”, pregunta, casi a punto de exclamar “¡Qué pavo!”, como su famoso personaje Fabiolo. Acto seguido, nos recomienda su provincia: Huesca, “y la variedad de paisajes que aglutina; desde las altas cumbres pirenaicas hasta los desiertos monegrinos”.

Vistas del Desierto de los Monegros, región natural de España situada en el valle del Ebro, en Aragón / Foto: Wikimedia Vistas del Desierto de los Monegros, región natural de España situada en el valle del Ebro, en Aragón / Foto: Wikimedia

Y aquí, en este último paraje, Rafa Maza se frena: “Me detengo a los pies de Tardienta (Los Monegros), pueblo de mi padre y de mis abuelos, cuyo paisaje le pide imposibles a la imaginación. Otrora, estaba cubierto por lagos y ríos que arrastraban los despojos del Pirineo recién formado y, así, la erosión acabó dejando un paisaje de arcillas y areniscas que conforman un secano austero.

Un paisaje inspirador en mis veranos de niñez y que, precisamente, por esos imposibles a la imaginación, su sencillez y la fascinación que me sigue produciendo, hacen que siga soñando con torrentes de ideas, gags, chistes y un mundo absurdo iluminado por un sol abrasador”.

¿Quién dijo cómo unir medio ambiente, comedia, turismo de proximidad y musas?