Amigos de la Tierra ha reclamado con motivo de la celebración este jueves del Día de la Tierra una ley de residuos transformadora, que ataje la a su juicio "alarmante situación" en España, mientras que Ecologistas en Acción no tiene motivos para celebrar en una jornada en la que convocados por Estados Unidos se reunirán los "mayores contaminantes" del planeta.

Para Amigos de la Tierra, es necesaria una ley que fomente la prevención, la reutilización y el reciclaje de alta calidad y consiga que España deje de quemar y enterrar casi el 70% de sus residuos y lamenta que esta materia sea una de las grandes olvidadas del medio ambiente a pesar de que contaminan suelos y agua, contribuyen al cambio climático y suponen un desperdicio de los recursos naturales finitos.

El problema de los residuos

 

Además, la ONG considera que el problema de los residuos es un síntoma más de la emergencia eco-social actual, por lo que pide soluciones a su gestión y medidas en contra de la obsolescencia programada para reducir la cantidad y toxicidad de los plásticos así como iniciativas para facilitar la reparación y reutilización de los productos.

Para la responsable de recursos naturales y residuos de Amigos de la Tierra, Adriana Espinosa, la industria, que se beneficia del actual modelo lineal, lleva años presionando para evitar cualquier modificación en los sistemas de gestión de residuos, tal y como están haciendo ahora para lograr una normativa a su favor.

Mientras, Ecologistas en Acción no ve razones para celebrar la efeméride internacional porque los líderes internacionales siguen fallando en la protección del planeta, condenando a todos los ecosistemas a un calentamiento global de consecuencias catastróficas.

La destrucción de la biodiversidad sigue ausente de las políticas mundiales

 

Precisamente, la ONG afea que en este día se conviertan en protagonistas "una vez más, los Estados con mayor impacto climático, que en muchos casos representan los intereses de la industria fósil". Se refiere así a la cumbre de líderes convocada este jueves por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, a la que también asistirá el presidente Pedro Sánchez.

La ONG lamenta que la destrucción de la biodiversidad sigue ausente de las políticas mundiales, mientras la ciencia recuerda que la diversidad biológica es la clave para mantener ecosistemas sanos y en equilibrio, y proteger así la salud de la humanidad.

El tiempo para reaccionar se agota

 

En ese sentido, expresa que pese a las señales "inequívocas" de que el tiempo para reaccionar se agota, el foco mediático se vuelve a situar en el Gobierno estadounidense, ya que Biden, "con la intención de resituarse en la política climática internacional, ha convocado en una cumbre virtual a 40 líderes mundiales.

"Los líderes internacionales siguen fallando en la protección del planeta, condenando con ello a todos los ecosistemas a un calentamiento global de consecuencias catastróficas", reprocha la ONG.

Por ello, insta a los asistentes a la cumbre de este jueves que se centren en resolver la falta de ambición política que ellos mismos ratificarán en la cumbre de Glasgow, en lugar de utilizar las efemérides para actos más publicitarios que efectivos, porque las medidas puestas en marcha hasta la fecha son "claramente insuficientes".

En cuanto a España, Ecologistas critica que la planificación energética presentada por el gobierno de Pedro Sánchez no cumple con las indicaciones científicas y las políticas de prevención de pérdida de biodiversidad "brillan por su ausencia".