En lo que llevamos de agosto, la factura de la luz va camino de ser la más cara de la historia en España. El pool o también conocido como el índice de mercado mayorista ha pulverizado todos los registros anteriores situando el precio medio del octavo mes del año en 100 euros/MWh (euros/megavatio-hora).

Sumario

 

Este viernes 20 de agosto el precio de la luz ha alcanzado los 117,14 euros/MWh, lo que supone el segundo más alto en la serie histórica del mercado mayorista eléctrico, tan solo superado por 13 de agosto cuando alcanzó los 117,29 euros/MWh (1). Tras la bajada de este fin de semana se calcula que precio medio diario de la electricidad en el mercado mayorista disminuirá para el lunes un 2,74% respecto al domingo, y caerá hasta los 97,76 euros/MWh.

Precio del mercado diario en euros/MWh / Gráfico: OMIE Precio del mercado diario en euros/MWh / Gráfico: OMIE

El pasado 24 de junio el Gobierno aprobó un Real-Decreto (2) de manera urgente para reducir los impuestos soportados en la factura eléctrica para hogares, autónomos, pymes y empresas el IVA del 21% al 10% hasta finales de este año y se suspende durante tres meses del impuesto del 7% de generación eléctrica. Sin estas bajadas impositivas la factura de agosto todavía debería subir más.

Facua-Consumidores en Acción ya ha adelantado que la factura de la luz para un usuario medio en el mes agosto será "la más cara de la historia"

Facua-Consumidores en Acción ya ha adelantado que la factura de la luz para un usuario medio en el mes en curso será "la más cara de la historia", con un aumento en el precio del 43,7% con respecto al mismo periodo del año 2020.

La asociación de consumidores es crítica con las medidas adoptadas hasta la fecha por el Gobierno de coalición que considera “absolutamente insuficientes” y reclama poner fin a los “infladísimos beneficios del oligopolio eléctrico”.

 

De Filomena a las olas de calor

 

Según Facua hasta la fecha, los cinco recibos eléctricos más elevados han sido los 88,66 euros del primer trimestre de 2012 (con el IVA al 18%), los 87,81 euros de enero de 2017, los 85,34 de julio de 2021, los 83,55 euros de septiembre de 2018 y los 82,13 euros de mayo de 2021 (con el IVA al 21%).

Un termómetro callejero durante una de las recientes olas de calor / Foto: Archivo - EP Un termómetro callejero durante una de las recientes olas de calor / Foto: Archivo - EPPero si a principios de año la escalada de precios de la electricidad la provocaba nevadas y heladas de Filomena ahora las subidas vienen de la mano de las canículas estivales y las olas de calor. Todos, fenómenos meteorológicos extremos acentuados o causados por el cambio climático.
Por orden de países con facturas más elevadas en el precio para el consumidor fueron Alemania, Dinamarca, Bélgica, Irlanda y en el quinto lugar otra vez España

La factura eléctrica en España en 2019 era la quinta más cara por hogar en Europa por detrás de Dinamarca, Alemania, Bélgica e Irlanda.  Poco o nada cambió en 2020 que por orden de países con facturas más elevadas en el precio para el consumidor fueron Alemania, Dinamarca, Bélgica, Irlanda y en el quinto lugar otra vez España, posición que la sitúa por encima de la media del resto de miembros de la Unión Europea (3). En el ranking de países que más pagan en impuestos en la factura eléctrica, con un 45,2%, España ocupa el cuarto lugar.  

Precios de la electricidad para los consumidores domésticos, segundo semestre de 2020 / Gráfico: Euroestat Precios de la electricidad para los consumidores domésticos, segundo semestre de 2020 / Gráfico: Euroestat

Hay países donde la producción de la energía es más barata como es el caso de Francia donde el 80% se produce en centrales nucleares o el de Suecia con gran capacidad hidráulica y nuclear.

Esta no es la situación de Alemania, que con el cierre progresivo de las instalaciones atómicas recurre al carbón y ha aumentado los costes de producción por el encarecimiento de los derechos de emisión de dióxido de carbono (CO2).

 

¿De qué depende el precio de la luz?


El precio de la energía eléctrica en la factura de un consumidor medio es en torno al 24%, mientras que alrededor del 50-55% corresponde a los llamados peajes –el coste de las redes de transporte y distribución, entre otras– y cargos –los costes asociados al fomento de las renovables y las anualidades del déficit de tarifa– y el resto, a impuestos.

Pero, ¿de qué depende que suba o baje el precio de la luz? El precio de la factura eléctrica que paga un usuario medio depende del índice de mercado mayorista o pool

Pero, ¿de qué depende que suba o baje el precio de la luz? El precio de la factura eléctrica que paga un usuario medio depende del índice de mercado mayorista o pool. La entidad encargada de fijar los precios del MWh es la OMIE (Operador del Mercado Ibérico de Energía) encargado de la gestión del mercado diario e intradiario de electricidad en la Península Ibérica –España y Portugal–.

La complejidad de las facturas contribuye a la opacidad de las tarifas / Foto: Kame Leon La complejidad de las facturas contribuye a la opacidad de las tarifas / Foto: Kame Leon

Se trata del denominado sistema de subasta ciega que se utiliza para la fijación de precios en el mercado mayorista establecido por Bruselas y es similar al resto de países europeos. La OMIE fija el precio diario entre las productoras eléctricas –encargadas de proporcionar la oferta­– y las comercializadoras eléctricas –que se abastecen respondiendo a la demanda–.

Parece que en el sistema de libre mercado, la situación de oligopolio, podría producirse cuando se da la circunstancia que las empresas que ofertan y demandan son de las mismas corporaciones mercantiles. A la práctica, genera una situación de oligopolio privado de mercado que afecta al derecho de suministro básico eléctrico de muchos ciudadanos que tienen derecho a su acceso y del que se ven privados por la pobreza y/o miseria energética.

 

La meteorología también condiciona

 

Para entender la naturaleza de los precios de la luz hay que tener en cuenta la distribución por producción eléctrica en España, que en 2020  se dio de la siguiente manera: nuclear (22,2%), eólica (21,9%), ciclo combinado (17,5%), hidráulica (12,2%), cogeneración (10,7%), solar (7,9%) y otras (7,8%).

La suma del total de las renovables fue superior al resto de fuentes de producción por separado pero al depender de las condiciones meteorológicas implica tener una sobrecapacidad de la potencia instalada –como en el caso de la eólica que es de hasta cuatro veces más de la produce– y disponer de centrales eléctricas que utilizan el gas como combustible para producir electricidad.

Molinos de viento bajo la niebla.  Fondos de recuperación de la UE Next Generation / Foto: Oim Heidi - Pixabay Molinos de viento bajo la niebla / Foto: Oim Heidi - Pixabay

A ello, se le suma que durante el 2020 el coste por emisiones de CO2 pasó de ser de tres euros por tonelada a más de 50. Por ello, las centrales eléctricas basadas en combustibles fósiles contribuyen al aumento del precio de producción.

 

Las eléctricas, las grandes ganadoras de la pandemia

 

El hecho de que empresas del mismo grupo corporativo mercantil que producen electricidad –y por tanto ofertan los MWh– adquieran la energía eléctrica para comercializarla a los consumidores genera un oligopolio privado de características multimillonarias, a través de compraventas que garantizan las posibles pérdidas de los accionistas.

El hecho de que empresas del mismo grupo mercantil que producen electricidad adquieran la energía eléctrica para comercializarla a los consumidores genera un oligopolio privado de características multimillonarias

En España el sector eléctrico está controlado principalmente por tres grandes conglomerados mercantiles: Naturgy, Iberdrola y Endesa que dominan más del 80% del mercado energético de la electricidad.

Entre las tres compañías en el año 2018 obtuvieron un beneficio de 5.770 millones de euros, un 14,3% más que el ejercicio anterior cuando la demanda de la energía solo aumento el 0,4%, según documentaba en ese mismo ejercicio Red Eléctrica.
 

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán / Foto: María José López - EP El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán / Foto: María José López - EP

Para hacernos una idea de la cifra, es un resultado similar al que ganaron –en el mismo periodo– las seis principales entidades bancarias del momento juntas: 6.802 millones de euros entre Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Bankinter y Sabadell.

El impacto provocado por la pandemia de la covid-19 en el año 2020 no ha resultado negativo para el sector eléctrico, sino todo lo contrario y lo ha situado como uno de los grandes ganadores de la crisis económica acaecida por el coronavirus.

Iberdrola registró un beneficio récord de 3.610,7 millones de euros y Endesa una ganancia neta de 1.300 millones. Solo entre estas dos compañías obtuvieron un rendimiento conjunto de 5.004 millones de euros. Iberdrola prevé alcanzar para 2030 los 7.000 millones de euros.

Por otra parte, a finales de esta misma semana se ha sabido que el Gobierno esta investigando a Iberdrola a través de un expediente informativo para saber sobre el posible vaciado de varios embalses que la compañía podría haber llevado a cabo aprovechando la coyuntura de las nuevas tarifas y el encarecimiento de la luz, aumentando la producción hidroeléctrica.

Concretamente Ricobayo, en la provincia de Zamora (Castilla y León), ha visto reducida su cota en las últimas semanas hasta poco más del 10% de su capacidad. El secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, durante su visita ha mantenido una reunión con los alcaldes de los municipios afectados.

Al parecer Iberdrola habría procedido a desembalsar también el agua de Valdecañas, en Cáceres según datos de la Confederación Hidrológica del Tajo (CHT), que indican que dicho embalse se encuentra actualmente al 21,65% de su capacidad.

 

¿Una empresa eléctrica pública?

 

La semana pasada la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, abrió la puerta a la creación de una empresa eléctrica pública con el fin de poder reducir la tarifa de la luz.

Ribera expresó la predisposición a "disponer de toda la energía hidroeléctrica a través de un sistema de concesión distinto o a través de una empresa pública según se vayan liberando las concesiones hidroeléctricas

Ribera expresó la predisposición a "disponer de toda la energía hidroeléctrica a través de un sistema de concesión distinto o a través de una empresa pública según se vayan liberando las concesiones hidroeléctricas, que permita intervenir o facilitar otra manera de ofertar energía".

En alusión a sus socios de Gobierno, Ribera, añadió que la subida del precio de la energía eléctrica "no se resuelve con una movilización en la calle", después de Unidas Podemos anunciase su oposición "en la calle" al considera las subidas en la factura de la luz un "saqueo" de las eléctricas.

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera / Foto: Rubio POOL - EP La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera / Foto: Rubio POOL - EP

Pero, la puerta abierta por Teresa Ribera no ha tardado en cerrarse a cargo de la vicepresidenta de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, que cuestiona la iniciativa de crear una empresa eléctrica pública como respuesta a la escalada, sin precedentes, del precio mayorista de la luz e insta a priorizar "aquellas medidas que son eficaces" y "aquellos ámbitos que puedan tener un impacto real y no otras ideas" que “no son eficaces” y insiste en la bajada de impuestos de manera temporal del 21% al 10% con el objetivo de abaratar un 15% la factura de la luz.

Son varios los expertos que aseguran que las empresas públicas de energía no determinan el precio de la luz sino el pool del mercado eléctrico como es el caso de Estados Unidos, Francia, Holanda, Australia e Italia que cuentan con eléctricas públicas.

Por otro lado, según un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) (4) publicado en 2018, en el año 2016 en torno al 61% de la capacidad eléctrica instalada a nivel mundial correspondían a empresas con participación pública y cerca del 52% de la potencia prevista o en construcción.

 

Barcelona Energia, ¿un "fracaso absoluto”?

 

Hay quienes cuestionan la idea de una eléctrica pública basándose en el preludio de Barcelona Energia, una iniciativa de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que consideran la historia de un fracaso al contar con poco más 4.600 clientes –cuando se estima que necesitaría unos 20.000– y tener que aplicar las mismas subidas en el precio de la luz que el resto de comercializadoras que están ofreciendo mejores precios al consumidor.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau / Foto: David Zorrakino - EP La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau / Foto: David Zorrakino - EP

La líder de Ciudadanos en Barcelona, Luz Guilarte, resume la iniciativa de la eléctrica de Barcelona en un “fracaso absoluto”. Según la CNMC es la comercializadora más barata de todo el Estado en tarifa variable, y la tercera más barata en la fija

La líder de Ciudadanos en Barcelona, Luz Guilarte, resume la iniciativa de la eléctrica de Barcelona en un “fracaso absoluto”. Guilarte, lamenta que “la eléctrica municipal de Ada Colau no es ni más barata ni más ecológica que el resto de empresas eléctricas” y asegura que “de hecho, la tarifa que ofrece de base es más cara que la de las compañías privadas”. 

Por otro lado, según Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) la compañía eléctrica Barcelona Energía es la comercializadora más barata de todo el Estado en tarifa variable, y la tercera más barata en la fija después de Gana Energía e Iberdrola.

Referencias