El incumplimiento de la prohibición de los descartes puede llevar a un "enorme aumento no calculado de la presión pesquera", lo que implicará la "implosión" del sistema de gestión de la pesca de la Unión Europea según alerta el documento The Unintended Impact Of The European Discard Ban (El Impacto Involuntario de la Prohibición de los Descartes en Europa) realizado por la científica Lisa Borges y recogido por la iniciativa europea Our Fish (Nuestros peces).

 

(El descarte es la práctica de devolver al mar las capturas no deseadas, vivas o no, por diferentes razones: no alcanzar la talla, porque el pescador no dispone de cuota, o bien por determinadas normas de composición de las capturas.)

 

El estudio también ha descubierto que se ha aplicado un aumento en las cuotas de pesca anuales de hasta el 50% para "apoyar" la aplicación de la Obligación de desembarcar.

“La obligación de desembarcar tiene el potencial de ser el impulso más importante para una pesca más selectiva en Europa en los últimos 20 años”.

Asimismo, la científica asegura que los pescadores europeos recibieron una cuota extra para la captura no comercial adicional pero "no solo no están desembarcando esa captura adicional sino que no están siendo monitorizados o controlados".

Este trabajo científico refuerza, según Lisa Borges, lo que muchos científicos y grupos conservacionistas han dicho durante los últimos tiempos.

"Estos importantes aumentos en los límites de pesca de la UE, las exenciones a las normas y la falta de vigilancia y aplicación de las mismas están empujando ahora el sistema de gestión de la pesca de la UE hacia un punto de inflexión.

Colapso de las poblaciones de peces


Por su parte, la directora del programa Our Fish Rebecca Hubbard, ha señalado que sin un recuento adecuado de las capturas y la aplicación de las normativas de pesca, se produce una sobrepesca masiva y el colapso de las poblaciones de peces, lo que a su vez "descompone los ecosistemas marinos y socava los datos científicos y el sistema de gestión de la pesca".

Por último, la directora ha calificado como "vergonzoso" que una industria como la pesquera pueda "salirse con la suya con un comportamiento ilegal de tan amplia escala" y afirma que estas actuaciones pueden "devastar un recurso público" y también impactar en los ecosistemas "sin ninguna repercusión".

El bacalao y el arenque, están al borde del colapso

 

"Varias poblaciones, como el bacalao y el arenque, están al borde del colapso, en cambio, los gobiernos de la UE están recompensando estos comportamientos sin sentido con aún más cuotas de pesca. Es urgente que la Comisión y los ministros de pesca empiecen a reconocer las capturas ilegales no declaradas, estableciendo límites de pesca más conservadores", ha denunciado Hubbard.