Un estudio elaborado por la investigadora del Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales de la Universitat Autònoma de Barcelona (Creaf-UAB), Ana María Yáñez, ha avisado de que el cambio climático y la deforestación están modificando "la fragancia" de la selva del Amazonas.

Es una investigación sobre los compuestos volátiles que emiten –sesquiterpenos e isoprenos, que fluyen cuando está en una situación de estrés– están despareciendo: por un lado los sesquiterpenos –compuestos antibióticos producidos por las plantas y que sirven de protector ante las altas temperaturas– por su evaporación; y, por otro lado, la disminución de isoprenos –compuesto orgánico de fácil ignición– se produce cuando hay deforestación o incendios, ha informado la UAB este jueves en un comunicado.

Medir la salud del Amazonas

Yáñez ha afirmado que el equilibrio entre ambos compuestos es una buena manera de medir la salud del Amazonas, y ha advertido que con "este lenguaje silencioso está diciendo que no está bien, que hace demasiado calor, que no tiene agua y que está perdiendo árboles".

La responsable del trabajo también ha apuntado que "la actividad humana" está alterando este espacio natural y ha subrayado que, además de dar pistas sobre el estado de salud, esta modificación de la fragancia puede hacer que los seres vivos confundan los mensajes y pierdan capacidad de comunicación, reproducción y protección, entre otros.

Se trata del primer trabajo que hace una revisión "más exhaustiva y actual hasta el momento sobre el tema", con la inspección de más de 240 artículos publicados en revistas científicas sobre la temática, contrastando la información con datos y observaciones por satélite y con modelos matemáticos.