La ONG Equalia ha emitido una nota de prensa en la muestra las condiciones en las que se encuentran las gallinas ponedoras enjauladas de una granja de la Comunidad de Madrid que es proovedora los supermercados Spar, en la que denuncia que se producen irregularidades que comprometen gravemente el bienestar animal de las aves confinadas en jaulas.

Equalia cuestiona las condiciones del sistema de jaulas en la producción de huevo con imágenes de la granja que muestran “suciedad en la nave, gallinas desplumadas, hacinamiento, algunas agonizantes, cadáveres junto a gallinas vivas dentro de las jaulas”, que lamenta la “deficiencia en higiene” que tienen como consecuencia “gallinas con larvas y huevos con ácaros”.

Desde Equalia también relatan que en el exterior de las instalaciones aviarias “se aprecia una fosa repleta de residuos de todo tipo” por lo que han interpuesto una denuncia a la granja por varios posibles delitos e irregularidades administrativas. 

Pasillo de granja de cría intensiva de gallinas en jaulas / Foto: Equalia Pasillo de granja de cría intensiva de gallinas en jaulas / Foto: Equalia

Mayores estándares de bienestar animal

La portavoz de Equalia María Villaluenga denuncia que: ”La industria alimentaria está evolucionando hacia una producción con mayores estándares de bienestar animal, que es lo que, cada vez más, demandan los consumidores y las consumidoras. La industria del huevo tiene que seguir esta tendencia y abandonar sistemas innecesarios y crueles, como ya están haciendo otros países de nuestro entorno.

A lo que Villanueva a añadido: “Queda trabajo por hacer: aún hay empresas importantes de la distribución, como por ejemplo supermercados Spar, que son reticentes al compromiso de dejar de vender huevos de gallinas enjauladas. Un atraso que les aleja de la competencia” tal y como ya han hecho otras marcas de supermercados E.Leclerc, Consum, Bon Preu y Grupo Uvesco (Supermercados BM y Supermercados Amara), con su compromiso público de abandonar la comercialización de huevo de código 3 para 2025.

La realidad es que la producción de huevos en sistemas de jaulas en España representa un 77%  de las gallinas ponedoras –35 millones de aves– tal como reporta el último censo oficial de 2019 llevado a cabo por la Asociación Interprofesional del Huevo y sus Productos del sector que agrupa a las asociaciones de los operadores de la cadena alimentaria del huevo en el ámbito estatal.

 
Reparto porcentual 2019-2018 del censo de gallinas ponedoras / Gráfico: Inprovo Reparto porcentual 2019-2018 del censo de gallinas ponedoras / Gráfico: Inprovo

 

La tendencia es a la reconversión hacia sistemas alternativos. Actualmente, en torno al 23% de las gallinas en nuestro país se crían en sistemas sin jaulas. Estas cifras están aún alejadas de la media europea, en torno al 50% de gallinas libres de jaulas, o de países como Suiza, Luxemburgo y Austria, donde las jaulas están prohibidas.

Desde la ONG animalista lamentan que el sistema de producción en jaulas causa un innecesario sufrimiento a las aves. Las gallinas carecen de oportunidades para moverse con libertad y se les impide volar. Se supone que las jaulas reglamentarias tienen que incluir áreas de escarbado, pero la ley no especifica cómo de amplias han de ser, lo que en la práctica conlleva que con frecuencia sean mínimas. Solo en raras ocasiones se les proporciona material para escarbar.

La campaña de Equalia Huevos de Gallinas Libres de Jaulas busca la transición de grupos de interés en el sector avícola hacia un sistema libre de jaulas. Este sistema alternativo supone mejorar los estándares de bienestar animal de las aves y se alinea con las medidas que ha tomado la UE para atajar los graves problemas de sostenibilidad, biodiversidad y medio ambiente que están afectando al planeta: De la Granja a la Mesa, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y el Pacto Verde.