Ventajas para todos los sectores

Uno de los que más se puede beneficiar es el sector rural con la obtención de ingresos

Los bancos de conservación son herramientas con múltiples ventajas para todos. Para la administración, ya que facilitarán el cumplimiento de su obligación de conservar nuestro patrimonio natural, favoreciendo la gestión y protección ambiental. Para las empresas, por simplificar los trámites ambientales. Para la sociedad, porque van a permitir un desarrollo sostenible en el que los impactos inevitables sobre el medio ambiente se compensen en términos ecológicos de una manera efectiva y con garantías de futuro, facilitando el camino hacia lo que se conoce como una “no pérdida neta de biodiversidad”.

Cabe destacar que uno de los sectores que más se puede ver beneficiado por el desarrollo de esta herramienta es el sector rural. Los bancos de conservación van a favorecer la inversión privada en la conservación ambiental y van a permitir a los propietarios rurales obtener ingresos por la ejecución de acciones de conservación de nuestro patrimonio natural por las cuales antes no obtenían ninguna retribución.

Conocer la herramienta

A día de hoy, para gran parte de los actores implicados en la conservación y planificación territorial del sector medioambiental, ya sean empresas, administraciones u organizaciones dedicadas a la conservación, esta herramienta de mercado es una gran desconocida. El conocimiento de los bancos de conservación favorecerá su uso, tanto desde el ámbito de su promoción y su desarrollo, sirviendo así de herramienta de compensación. La información y formación existente en la actualidad en relación a los bancos de conservación en España es escasa. Éste situación está cambiando progresivamente, lo cual es buena señal para el desarrollo de este instrumento en nuestro país.