Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información Cerrar
Medio ambiente
22 de enero de 2018
COMPARTE
Viernes, 02 de junio de 2017
EP
El deshielo ártico puede liberar cantidades masivas de óxido nitroso
Este gas de efecto invernadero causa más contaminación en la atmósfera que el dióxido de carbono. Tiene una vida atmosférica de 110 años
El calentamiento global causa que el permafrost se derrita / Foto: Dentren - Wikipedia El calentamiento global causa que el permafrost se derrita / Foto: Dentren - Wikipedia

Nuevos experimentos de campo ofrecen evidencia que sugiere que el derretimiento del permafrost en el Ártico podría liberar grandes cantidades de óxido nitroso en la atmósfera.

Los científicos saben que el óxido nitroso (N2O) es también un gas de efecto invernadero, pero debido a que no se emite en gran cantidad a la atmósfera, no ha generado el mismo grado de interés que el dióxido de carbono (CO2). Pero eso podría tener que cambiar, ya que los investigadores sugieren que el impacto de la fusión del permafrost podría conducir a la liberación de grandes cantidades de gas.

Esto podría ser un problema porque el óxido nitroso causa más contaminación en la atmósfera que el dióxido de carbono –una investigación anterior ha demostrado que es 300 veces más efectivo en la retención de calor–. También tiene una vida atmosférica de 110 años y cuando finalmente se descompone, toma un poco de ozono atmosférico con él. En la actualidad, la mayor fuente natural de óxido nitroso son las selvas tropicales, señalan los investigadores, pero eso podría cambiar, afirman, ya que el calentamiento global causa que el permafrost se derrita.

Los investigadores, –liderados por Carolina Voigt, de la Universidad del Este de Finlandia– llegaron a esta conclusión mediante la realización de pruebas sobre 16 "mecocosmos" de turberas en la Laponia finlandesa.

Cada una era una parcela de tierra sobre el permafrost, de aproximadamente 80 por 10 centímetros. Algunos estaban cubiertos de plantas, otros de líquenes, mientras que otros estaban desnudos. Cada parcela se sometió a diferentes condiciones que provocaron que el permafrost se derritiera durante el transcurso de 33 semanas, mientras que los investigadores tomaron muestras de núcleo y utilizaron sensores para medir la cantidad de óxido nitroso liberado.

Según la investigación publicada en PNAS, el grupo comprobó que las parcelas cubiertas de plantas o agua no liberaron gran parte del gas, pero las parcelas desnudas liberaron tanto gas como una parcela similar en la selva, que fue cinco veces más que la normal. Esto, afirman, se hace más importante a la luz de las investigaciones previas encontrando que aproximadamente una cuarta parte de la superficie terrestre del Ártico es turba desnuda y que se espera que el calentamiento en la zona cause fusión relativamente seca.

COMPARTE
COMENTAR
* Campos obligatorios
EcoAvant.com lo anima a comentar los artículos publicados al tiempo que le solicita hacerlo con ánimo constructivo y desde el sentido común, por lo que se reserva el derecho de no publicar los comentarios que considere inapropiados , que contengan insultos y/o difamaciones.
Copyright © 2017 EcoAvant.com Todos los derechos reservados