Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información Cerrar
Medio ambiente
22 de julio de 2017
COMPARTE
Miércoles, 29 de marzo de 2017
Pau Ruiz
California recomienda alejarse del móvil
La justicia ordena a las autoridades sanitarias que publiquen un informe ocultado durante años en el que alertaban de los riesgos del uso de estos aparatos
Todavía se ignoran los efectos del uso continuado del móvil durante más de 10 años / Foto: Pixabay Todavía se ignoran los efectos del uso continuado del móvil durante más de 10 años / Foto: Pixabay
California recomienda a sus ciudadanos que mantengan las distancias respecto a sus teléfonos móviles. En cumplimiento de una orden judicial, las autoridades sanitarias del más poblado y rico de los Estados Unidos se han visto obligadas a hacer pública una guía para el usuario en la que aconsejaban a los mismos mantener los aparatos alejados de sus cuerpos, recurrir al altavoz siempre que sea posible e intentar poner límites al número de horas diarias que se mantienen pegados al aparato, así como proteger especialmente a los niños de sus radiaciones.

Según la resolución de una juez del Tribunal Supremo de California, con sede en Sacramento, la capital, las autoridades californianas trataron de ocultar estas advertencias, contenidas en un material elaborado en 2010 por expertos del área de investigaciones ambientales del departamento estatal de Salud Pública, y que las autoridades silenciaron por motivos políticos.

El departamento de Salud Pública se resistió a entregar el material a un profesor

La magistrada Shelleyanne Chang ordenó a primeros de mes al gobierno estatal que hiciera entrega del documento sin las modificaciones introducidas a posteriori en algunas versiones proporcionadas a la prensa asistente a la vista judicial en un intento de esconder algunas de las recomendaciones más potencialmente polémicas. En opinión de la juez, se trata de un "material público" que resulta "de interés público significativo" y los ciudadanos "tienen derecho a verlo".

La administración alegaba que el documento no era más que una versión no definitiva, y de hecho la ahora entregada contiene superpuesta en sus páginas la frase "borrador no apto para su difusión pública". La juez estima en su fallo que no se trata de un borrador.

Enterado de su existencia, el director del Centro de Salud Comunitaria y Familiar de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de California en Berkeley, Joel Moskowitz, había solicitado el documento original al departamento estatal de Salud, pero su entrega le fue reiteradamente negada. Moskowitz demandó entonces al Estado de California por ese motivo, y ahora la justicia ha amparado su reclamación.

Caos y confusión

“Me gustaría que este documento viera la luz del día porque va a informar al público que existe preocupación en el seno del Departamento de Salud Pública de California respecto a los riesgos de la radiación de los teléfonos móviles y le proporcionará información sobre cómo reducir esos riesgos", afirmó Moskowitz tras conocer el fallo judicial. “Ellos afirmaban que su publicación sembraría el caos y la confusión entre el público, pero sospecho que en realidad tenían miedo de la reacción de la industria de las telecomunicaciones", manifiesta el demandante.

Las recomendaciones de los servicios de salud californianos se hacen eco de diversos estudios científicos que empiezan a "relacionar la exposición a las radiaciones electromagnéticas generadas por el uso de esta tecnología a largo plazo con la incidencia de cánceres cerebrales y otras afecciones", asegura el Grupo de Acción Medioambiental (EWG, en sus siglas en inglés) una organización sin ánimo de lucro estadounidense que trabaja en los campos de la salud y el medio ambiente. Ante la juventud de esta tecnología, apenas se sabe nada de sus posibles efectos sobre la salud tras periodos de uso intensivo superiores a los 10 años.

Una sentencia del Tribunal Supremo italiano vinculó el teléfono con un tumor

Desde la administración central, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, en sus siglas en inglés) defiende que "la evidencia científica no ha vinculado efectivamente la exposición a la energía de radiofrecuencia de los dispositivos móviles con cualquier problema de salud conocido". El Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos y el Consejo Nacional de Protección contra las Radiaciones estadounidenses consideran admisible para el organismo una tasa de absorción de 1,6 vatios por kilo de masa corporal.

"Si bien los datos obtenidos [por un amplio estudio internacional] no indican un aumento del riesgo de sufrir tumores cerebrales, el uso cada vez mayor del teléfono móvil y la falta de datos referentes a su utilización por periodos de más de 15 años hacen evidente la necesidad de seguir investigando la relación del uso de este aparato con el riesgo de contraer cáncer cerebral", afirma por su parte la Organización Mundial de la Salud

Existe un precedente a nivel internacional en que una sentencia judicial ha culpado a la telefonía móvil de un tumor cerebral. Fue dictada en 2012 por el Tribunal Supremo italiano, y estableció una relación de "causalidad" entre el cáncer sufrido en el nervio trigémino, uno de los nervios craneales, por un hombre de negocios y su uso intensivo del aparato, destacando que la dolencia se generó muy cerca de donde el terminal entraba en contacto con el cuerpo de la persona.

El EWG ha publicado una guía con cinco consejos de seguridad para hacer más seguro el uso del móvil: emplear un auricular o altavoz para mantener el terminal alejado de la cabeza; utilizar más los mensajes escritos y hablar menos por el micrófono; llamar cuando el aparato tiene una mejor cobertura, porque "la exposición a radiación aumenta dramáticamente cuando las señales de telefonía celular son débiles"; alejarlo del cuerpo tanto como sea posible aunque no se esté usando, y no guardarlo en el bolsillo o bajo la almohada, puesto que "cuando un teléfono está encendido y no está en uso, todavía emite una señal intermitente para conectar con las torres de telefonía celular cercanas" .

COMPARTE
COMENTAR
* Campos obligatorios
EcoAvant.com lo anima a comentar los artículos publicados al tiempo que le solicita hacerlo con ánimo constructivo y desde el sentido común, por lo que se reserva el derecho de no publicar los comentarios que considere inapropiados , que contengan insultos y/o difamaciones.
Copyright © 2017 EcoAvant.com Todos los derechos reservados