Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Más información Aceptar
Medio ambiente
17 de junio de 2019
COMPARTE
Miércoles, 06 de febrero de 2019
EP
La lucha entre musulmanes y cristianos moldeó el ADN de los españoles
Los límites de los antiguos reinos medievales, que hablaban lenguas diferentes, marcan la distribución genética actual
Algunas características genéticas cambian en poblaciones situadas a 10 kilómetros / Foto: Life of Pix Algunas características genéticas cambian en poblaciones situadas a 10 kilómetros / Foto: Life of Pix
Los patrones genéticos en los españoles modernos fueron moldeados por los movimientos de población en los últimos 1.000 años, y más concretamente durante la conquista musulmana y la Reconquista.

La investigación también mostró que, en algunas regiones, existen patrones discernibles de diferencias genéticas incluso entre individuos que viven a una distancia de 10 kilómetros.

Un equipo de investigadoras/es de la Universidad de Oxford (Reino Unido) y la de Santiago de Compostela analizaron muestras de ADN de más de 1.400 personas para generar el primer mapa genético de escala fina de España y comprender los impactos de eventos migratorios pasados hacia y dentro de España en los españoles de hoy.

Su trabajo, publicado en Nature Communications, identificó diferencias genéticas más fuertes en la dirección este-oeste, y firmas de movimientos históricos de población de norte a sur en España.

La autora principal del estudio, Clare Bycroft, explica que estos patrones reflejan la historia única de Iberia: "La agrupación de individuos modernos, basada simplemente en compartir su ADN, identifica grupos cuyos límites coinciden estrechamente con los límites de distintos reinos, que hablan diferentes idiomas, presentes hace 500 años".

Al examinar los patrones de intercambio de ADN entre personas de Iberia y otras partes del mundo, el equipo también pudo identificar fracciones que variaban regionalmente de hasta un 10% de la ascendencia de África noroccidental en los ibéricos modernos, incluidas las personas de Portugal.

Este ADN data de alrededor del año 860-1120 dC, un período de migración de los pueblos del actual Marruecos, durante el dominio musulmán de Iberia. Más recientemente, se produjeron migraciones de personas de ascendencia vasca hacia el sur a través de España.

En conjunto, estos resultados indican que los movimientos poblacionales de siglos de antigüedad asociados tanto con la conquista musulmana como con la posterior Reconquista, han dado forma a la genética moderna de Iberia.

El profesor Simon Myers, uno de los responsables del estudio, dice que junto con trabajos anteriores, como un estudio de las Islas Británicas, este estudio revela que "existen diferencias genéticas sutiles pero ricas en muchas partes del mundo, pero en distintos patrones que revelan los legados genéticos de historias regionales particulares".

Enfermedades concentradas en pequeñas comarcas

Además de estos patrones a gran escala, algunas regiones, como Galicia en el noroeste de España, muestran grupos de individuos genéticamente similares en escalas mucho más finas, como a lo largo de valles de ríos particulares, a escalas de menos de 10 kilómetros en algunos lugares.

El profesor Peter Donnelly, otro de los autores del estudio, comenta que "los resultados representan las mejores escalas geográficas sobre las que se han observado grupos de individuos genéticamente similares en humanos".

Estas agrupaciones altamente localizadas predicen que es probable que existan mutaciones raras localizadas geográficamente, incluidas las causantes de enfermedades. Sin embargo, para otras regiones, como las castellanas, incluso los individuos que se encuentran a cientos de kilómetros de distancia no están separados de manera confiable según su ADN.

"Las diferencias genéticas extensas que observamos en Galicia podrían explicar por qué ciertas enfermedades genéticas en esta región en particular parecen estar concentradas en áreas de pequeñas comarcas", explica el profesor Angel Carracedo, de la Universidad de Santiago de Compostela.

Este estudio analizó el ADN de 1.413 individuos de toda España, escrito en más de 650.000 posiciones diferentes en todo el genoma humano. De 726 de estos, la información geográfica estaba disponible y los cuatro abuelos nacieron en un radio de 80 kilómetros, lo que permitió a los investigadores identificar en los mapas de España los conglomerados que descubrieron utilizando solo las similitudes y diferencias genéticas entre los individuos.

Los investigadores utilizaron las herramientas estadísticas más poderosas disponibles, incluidas fineSTRUCTURE y GLOBETROTTER, desarrolladas por algunos de los miembros del equipo.

 

COMPARTE
COMENTAR
* Campos obligatorios
EcoAvant.com lo anima a comentar los artículos publicados al tiempo que le solicita hacerlo con ánimo constructivo y desde el sentido común, por lo que se reserva el derecho de no publicar los comentarios que considere inapropiados , que contengan insultos y/o difamaciones.
Copyright © 2018 EcoAvant.com Todos los derechos reservados