Medio ambiente
17 de junio de 2019
COMPARTE
Martes, 11 de diciembre de 2018
EP
El consumo de tabaco crece hasta niveles anteriores a la prohibición
Un 40,9 por ciento de la población dice fumar, y tambien aumenta el número de consumidores de cannabis (un 11%), mientras las tasas de alcohol se reducen ligeramente
El tabaquismo crece entre las mujeres pero es más elevado entre los hombres / Foto: Free Photos El tabaquismo crece entre las mujeres pero es más elevado entre los hombres / Foto: Free Photos

El consumo de alcohol entre la población española de entre 15 y 64 años ha disminuido en los últimos años, aunque se sigue manteniendo en "niveles altos", pero ha crecido el número de personas que fuman cannabis y tabaco, según se desprende de la última Encuesta sobre Alcohol y Drogas en España (EDADES) 2017/2018, realizada sobre una muestra de 21.249 personas en España. El crecimiento del tabaquismo ha hecho que las cifras de fumadores sean similares a las de 1997, antes de que se aprobara la Ley antitabaco, lo que supone un preocupante cambio de tendencia.

"Hay un consumo estable en todas las drogas, pero sí hemos observado un pequeño repunte en el consumo de tabaco y cannabis, especialmente entre los jóvenes y, por ello, vamos a adoptar medidas específicas para reducir el número de fumadores y evitar que haya nuevos consumidores", afirmó la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo.

A nivel general, tal y como ha informado la delegada del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Azucena Martí, el alcohol es la sustancia más consumida (75,2%), seguida del tabaco (40,9% el último año, respecto al 40,2% en 2015), los hipnosedantes con o sin receta (11,1% actualmente, frente al 12 por ciento en 2015) y el cannabis (11% en la actualidad frente al 9,5% en 2015).

A todas ellas le siguen la cocaína (2,2%), éxtasis (0,6%), alucinógenos (0,4%), anfetaminas (0,5%) y la heroína (0,1%). El alcohol y el tabaco son las sustancias que se prueban a una edad más temprana y los hipnosedantes más tarde. Asimismo, y atendiendo al sexo de los consumidores, el trabajo ha mostrado que los hipnosedantes y analgésicos opioides son las únicas cuyo consumo está más extendido entre las mujeres, mientras que el cannabis el porcentaje de hombres que lo consume duplica al de las mujeres y en el caso de la cocaína lo triplica.

Del mismo modo, la encuesta ha evidenciado que el patrón de policonsumo sigue estando muy extendido, concentrándose especialmente entre los hombres de 25 a 34 años y suele ser (el 90% de los casos) el consumo de alcohol y cannabis. Si se analiza por sustancias, el trabajo ha mostrado que, en el caso del tabaco, en 2017, el 69,7 por ciento de la población de edades entre los 15 y los 64 años ha fumado alguna vez en su vida, el 40,9 por ciento en el último año, el 38,8 por ciento en el último mes y el 34 por ciento diariamente. "La tasa de consumidores ha aumentado un tres por ciento y, de ese porcentaje, un cinco por ciento son jóvenes, por lo que hay que actuar en este sentido", opina Carcedo.

En cuanto a los cigarrillos electrónicos, en 2017 el 8,8 por ciento de la población (9,6%) de los hombres y 8,1% de las mujeres) los ha utilizado (con o sin nicotina) alguna vez en su vida, el tres por ciento en el último año y el 1,5 por ciento en el último mes.

Ante este escenario, la ministra destacó la necesidad de hacer cumplir la actual ley del tabaco, si bien ha adelantado que se está trabajando, en el seno de la Comisión Europea, en nuevas medidas más eficaces y con evidencia científica para prevenir el consumo de tabaco, limitar los efectos que tiene el tabaquismo pasivo y reducir el número de fumadores.

No obstante, Carcedo precisó cuáles van a ser esas medidas, se limitó a decir que podrá haber herramientas para analizar los espacios libres de humo que hayan quedado mal o escasamente regulados, al tiempo que ha recordado que los padres también tienen una responsabilidad para actuar frente al tabaco en el ámbito privado.

Y es que, en el caso de los menores, los datos de EDADES 2017-2018 muestran un ligero aumento del consumo de drogas entre la población de 15 a 17 años. Así, en el último año, el 25,4 por ciento (20,6% en 2015) ha consumido tabaco, el 60 por ciento alcohol (58% en la anterior edición de la encuesta). Además, el 14,3 por ciento de los menores ha fumado cannabis en el último año (12,6% en 2015), sustancia que "duplica" el porcentaje de consumidores de cannabis mayores de 45 años (7,8%).

De hecho, a nivel general, en 2017 empezaron a consumir 223.000 personas, frente a los 159.000 que se iniciaron en 2015. De ellos, el 35,2 por ciento de toda la muestra analizada reconoce que lo ha consumido alguna vez en su vida, el 11 por ciento en el último año, el 9,1 por ciento en el último mes y el 2,1 por ciento lo hace a diario. Se estima que en la actualidad unas 647.000 personas (519.000 hombres y 128.000 mujeres) consume cannabis diariamente.

Respecto a consumidores problemáticos de esta sustancia, se refleja que lo han sido el 1,6 por ciento de la población y el 15,9 por ciento de los que lo han consumido en el último año. Estos valores sí son inferiores a los detectados en 2015 (1,8% y 21,2% respectivamente), si bien el grupo de edad más afectado es el de 15 a 24 años.

"Con esto queda claro que el problema de las adicciones a las drogas afecta a la población joven y más vulnerable. Por ello, es necesario no bajar la guardia y seguir trabajando en la puesta en marcha de medidas que contribuyan a lograr las metas reflejadas en la última estrategia del Plan Nacional sobre Drogas", dijo Carcedo.

La cerveza, la bebida alcohólica más consumida

En el caso del alcohol, actualmente el 75,2 por ciento de los encuestados reconoce que ha tomado alcohol en el último año, en comparación con el 77,6 por ciento que lo hacía en 2015. Además, la cifra de consumidores diarios de bebidas alcohólicas es la "más baja" de toda la serie de encuestas sobre drogas (cuyo inicio se empezó en 1995), situándose actualmente en el 7,4 por ciento.

Asimismo, también ha descendido el porcentaje de personas que lo ha consumido alguna vez en su vida (91,2% en 2017 respecto al 93,2%) en 2015), en el último año (75,2%, frente al 77,6%) y a diario (7,4% frente al 9,3% en la encuesta anterior). Sin embargo, sí ha aumentado el porcentaje de personas que reconoce haberse emborrachado en el último año (18,6% frente al 16,8% en 2015) y en el último mes (7,1% en 2017, frente al 6,5% en 2015).

La cerveza es la bebida alcohólica más consumida (48,2%), seguida del vino (26,1%), combinados (17,4%), licores fuertes (3,2%), vermú (2,8%) y licores de frutas (2,4%). Las principales razones para consumirlas son que anima las fiestas (19,2%), le gusta (13,7%), es saludable (4,8%), para encajar en el grupo (3,2%), para emborracharse (1,1%) y para evitar la depresión (0,8%).

COMPARTE
COMENTAR
* Campos obligatorios
EcoAvant.com lo anima a comentar los artículos publicados al tiempo que le solicita hacerlo con ánimo constructivo y desde el sentido común, por lo que se reserva el derecho de no publicar los comentarios que considere inapropiados , que contengan insultos y/o difamaciones.
Copyright © 2018 EcoAvant.com Todos los derechos reservados