Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Más información Aceptar
Medio ambiente
15 de julio de 2018
COMPARTE
Jueves, 08 de enero de 2015
Eva Terol
El año que vivimos calurosamente
Los últimos datos científicos aportados en la reciente Cumbre Mundial del Clima revelan que con toda probabilidad 2014 será el período más cálido desde 1880
La sequía afectó el pasado año a zonas de Brasil y de Estados Unidos / Foto: Antón Prado La sequía afectó el pasado año a zonas de Brasil y de Estados Unidos / Foto: Antón Prado
Los escépticos que dudan de que el cambio climático sea un problema causado por el ser humano a menudo sostienen que las temperaturas medias no han aumentado mucho desde 1998, a pesar del incremento masivo de las emisiones de gases de efecto invernadero. Y, sin embargo, ahí están los datos científicos. Los últimos, aportados por la Organización Meteorológica Mundial (OMN) y el Centro Nacional de Investigación Atmosférica de Estados Unidos (NOAA) en la reciente Cumbre Mundial del Clima (COP20) celebrada en Lima (Perú).

Según ambas instituciones, si se mantienen hasta finales de diciembre las altas temperaturas medias registradas en la superficie terrestre y oceánica, el 2014 se convertirá con toda probabilidad el año más cálido de la historia reciente de la Tierra. Hasta el pasado mes de octubre, 2014 ya era el año más caluroso del que se tiene noticia. En los primeros 10 meses del año, la temperatura media mundial del aire ha superado en 0,57 grados la media de 14 grados del período de referencia 1961-1990.

“En el calentamiento global no hay moratorias que valgan”, alertó Michel Jarraud

Hasta el momento, el ranking de las temperaturas elevadas lo encabezaban los años 2010, 2005, 1998 y 2013, los más calurosos desde que comenzaron los registros en 1880. Al incluir el año en curso, 14 de los 15 más calurosos de los que se tiene constancia se sitúan ya en el siglo XXI.

“Lo que es particularmente inusual y alarmante de este año son las altas temperaturas de vastas áreas de la superficie del océano, especialmente en el hemisferio norte”, señaló el meteorólogo francés Michel Jarraud, secretario general de la Organización Meteorológica Mundial. “En el calentamiento global no hay moratorias que valgan”, alertó desde Lima.

Según Jarraud, las temperaturas promedio en la superficie marina han batido este año todas las marcas, con 0,45 grados por encima de la media de 1961-1990. El 93% de la energía que queda atrapada en la atmósfera por el efecto de los gases de efecto invernadero acaba en los océanos, explica la organización.

Para el meteorólogo francés, lo observado en 2014 se corresponde perfectamente con lo previsible en un cambio climático: “Un calor sin precedentes sumado a lluvias torrenciales y a inundaciones que provocan la destrucción de medios de subsistencia y de vidas”.

“Las altas temperaturas del mar, junto con otros factores, contribuyeron a que se dieran unas precipitaciones e inundaciones excepcionalmente intensas en numerosos países y sequías extremas en otros” señala en un comunicado la Organización Meteorológica Mundial, con sede en Ginebra (Suiza).

Fenómenos meteorológicos extremos

Entre ellas, la institución dependiente de Naciones Unidas recuerda “las inundaciones devastadoras” en Serbia, Bosnia-Herzegovina y Croacia, que afectaron a dos millones de personas. También apunta las graves inundaciones ocurridas en el norte de Bangladesh, el norte de Pakistán e India y recalca que Francia vivió este año sus meses de julio y agosto más húmedos desde que comenzaron los registros en 1959.

En mayo y junio, asegura la OMM, el total de precipitaciones superó en un 250% la media en Paraguay, el sur de Bolivia y algunas regiones del sureste de Brasil. Unas 200.000 personas se vieron afectadas por las inundaciones tras el desbordamiento del río Paraná, sobre todo en Paraguay.

Al mismo tiempo, en partes del este y el centro de Brasil se han vivido situaciones de sequía grave, especialmente en São Paulo. También se han registrado en Estados Unidos desde noviembre, con precipitaciones inferiores al 40% de la media de 1961-1990 en zonas de California, Nevada y Texas.

Las temperaturas estuvieron 3,3 grados por encima de la media el pasado octubre

“Nuestro clima está cambiando, y cada año aumenta el riesgo de fenómenos meteorológicos extremos y las consecuencias que pueden acarrear para la humanidad”, afirmó en Lima la costarricense Christiana Figueres, jefa de las negociaciones climáticas en las Naciones Unidas.

Octubre es, según el NOAA, el tercer mes consecutivo y el quinto de los últimos seis en marcar un récord histórico para la temperatura global. A escala mundial, las altas temperaturas en gran parte de América del Sur y Australia contribuyeron decisivamente a incrementar la temperatura media de la superficie terrestre.

En el hemisferio norte también se notó un calor inédito en las regiones costeras occidentales de los Estados Unidos y en buena parte del sur de Europa. España marcó récord de temperaturas en octubre. Según la Agencia Española de Meteorología, fue un mes “extremadamente cálido”, con una temperatura media de 18,7 grados, valor que supera en 3,3 la media del mes.

El de 2014 también fue el octubre más cálido de los últimos 100 años en Barcelona, de acuerdo con los datos registrados por el centenario Observatori Fabra. La temperatura media de esta estación meteorológica y astronómica situada en la montaña del Tibidabo fue durante ese mes de 19,6 grados centígrados, es decir, 3,7 por encima de la media histórica de los meses de octubre del período 1914-2014.

COMPARTE
COMENTAR
* Campos obligatorios
EcoAvant.com lo anima a comentar los artículos publicados al tiempo que le solicita hacerlo con ánimo constructivo y desde el sentido común, por lo que se reserva el derecho de no publicar los comentarios que considere inapropiados , que contengan insultos y/o difamaciones.
Copyright © 2018 EcoAvant.com Todos los derechos reservados