Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Más información Aceptar
Medio ambiente
19 de diciembre de 2018
COMPARTE
Miércoles, 08 de agosto de 2018
EP
Greenpeace considera los incendios un "problema de seguridad nacional"
Critica el actual modelo de lucha basado solamente en la extinción y reclama planes de autoprotección para las comunidades amenazadas
Evacuación de un bombero herido en el incendio de Llutxent / Foto: Greenpeace Evacuación de un bombero herido en el incendio de Llutxent / Foto: Greenpeace
Greenpeace ha reclamado una mejora de la planificación para evitar los episodios de emergencia que provocan los grandes incendios forestales, a los que considera un "problema ambiental estructural" que "afecta a la seguridad nacional".

Ante la virulencia del incendio de Lluxent, cerca de Gandía (Valencia), que ya es el tercer fuego más grande en lo que va de año, con 2.600 hectáreas quemadas y 2.500 personas afectadas, la ONG advierte de que el paisaje inflamable se inserta en una planificación urbanística que no tiene en cuenta el riesgo de incendios con viviendas en la mitad del monte y con bosques que se consideran indefendibles y que conllevan un gran riesgo para la población.

En este contexto, en el informe Protege el bosque, protege tu casa, la ONG denuncia la ausencia generalizada de planes de autoprotección en toda España y resalta la necesidad de que la población asuma el riesgo de incendio forestal para prevenirlo y mitigarlo puesto que el modelo actual de gestión, basado "únicamente" en la extinción "no resuelve" el problema.

La responsable de la campaña de incendios de Greenpeace, Mónica Parrilla, advierte de que los grandes fuegos "ya no son una excepción sino la tendencia", con la que la sociedad debe convivir y asumir el riesgo.

Parrilla subraya que cada vez hay más incendios de alta intensidad, peligrosos y rápidos que no dan tregua a un operativo que lucha infatigable y que asume más riesgos que nunca.

"El modelo actual de gestión de incendios basado sólo en la extinción no resuelve el problema. Se centra en las causas que originan el fuego, pero no en las que lo propagan. Es fundamental actuar en ambas causas", ha apostillado.

Precisamente, apunta que las causas se deben a los progresivos cambios demográficos, al abandono rural o la matorralización de cultivos abandonados, que han modificado el paisaje y, por tanto, la frecuencia e intensidad de los incendios, sumadas al cambio climático.

En este contexto, insta a la población a demandar recursos para que los municipios dispongan de planes de emergencia ante incendios y a las administraciones a realizar campañas de concienciación para que los propietarios de viviendas tengan su propio plan de autoprotección.

COMPARTE
COMENTAR
* Campos obligatorios
EcoAvant.com lo anima a comentar los artículos publicados al tiempo que le solicita hacerlo con ánimo constructivo y desde el sentido común, por lo que se reserva el derecho de no publicar los comentarios que considere inapropiados , que contengan insultos y/o difamaciones.
Copyright © 2018 EcoAvant.com Todos los derechos reservados