Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Más información Aceptar
Medio ambiente
18 de octubre de 2018
COMPARTE
Lunes, 23 de abril de 2018
Agencias - Redacción
Biocultura considera “ignorantes” a periodistas y científicos que advierten sobre las pseudociencias
Lo hace tras anunciar que retira la conferencia del pseudocientífico negacionista de enfermedades como el sida o el cáncer, en Barcelona, tal como hizo con las ponencias antivacunas en A Coruña
Edición de Biocultura Barcelona 2017 / Foto: Europa Press Edición de Biocultura Barcelona 2017 / Foto: Europa Press

Según una nota de prensa publicada el pasado día 20 de abril por la Asociación Vida Sana, que organiza la feria Biocultura, para su próxima edición en Madrid se llevará a cabo un congreso que tiene como "principal objetivo dar respuesta a la ignorancia con que políticos y ciertos informadores tendenciosos (al servicio de oscuros intereses) que tildan de ‘pseudociencia’” a algunas de las actividades de la feria. Consideran que “medios maliciosos pretenden sumarse al caos y al descrédito sembrando más ignorancia y más des-información”. Y sigue: “En BioCultura A Coruña y en BioCultura BCN vuelven a darse, por algunos periodistas desinformados, una serie de informaciones sesgadas y tendenciosas cuyo objetivo es minar la confianza que tiene la opinión pública”.

A lo que asimismo se añade: “Claro que hay charlatanes y chamanes ignorantes… Pero ni están en BioCultura ni eso se puede comparar a terapias milenarias como el ayurveda, la aromaterapia, la medicina tradicional china, etc.”. Precisamente la comunidad científica a éstas también las cataloga como pseudociencias.

La revista científica Journal of the National Cancer Institute, publicaba el año pasado un estudio sobre las implicaciones para la supervivencia del recurso a las terapias pseudocientíficas presentadas como “medicinas alternativas” en el que se concluía que las posibilidades de fallecer en el caso de mujeres con cáncer de mama si se sustituía el tratamiento convencional por otros “alternativos” es de un 470% más.

Los de cáncer colorrectal tienen un 360% más posibilidades, y los de cáncer de pulmón, un 150% más si dejaban de lado tratamientos como la cirugía, la quimioterapia, la radioterapia, la terapia hormonal o la inmunoterapia para acudir a quienes emplean “plantas, vitaminas, minerales, probióticos, medicina ayurvédica, medicina tradicional china, homeopatía, naturopatía, respiración profunda, yoga, taichí, chi kung, acupuntura, quiropráctica, osteopatía, meditación, masajes, oraciones, dietas especiales, relajación progresiva o imagen guiada”, –muchas de ellas presentes en las diferentes ediciones de Biocultura– enumera la lista de posibilidades detectadas el joven oncólogo estadounidense Skyler Johnson, de la Universidad de Yale, autor del estudio.

En las últimas dos ediciones de Biocultura han sido retiradas actividades de su programa tras publicarse en distintos medios de comunicación la existencia de las mismas. No se trata de un hecho aislado –la existencia de contenidos pseudocientíficos–, ya que en el histórico de las diferentes ediciones de la feria Biocultura siempre ha estado presente entre sus actividades una amplia oferta de conferencias y expositores que promocionan pseudoterapias o productos que nunca han demostrado científicamente su efectividad, tal como se advierte desde algunos medios de difusión científica. 

Se elimina la conferencia de un negacionista del VIH y el cáncer

Según informaba a finales de la semana pasada el diario El Mundo, responsables de la organización de la feria Biocultura –que se celebrará entre el 3 y el 6 de mayo en Barcelona– suspendían de entre sus conferencias la de Lluís Botinas, un pseudocientífico negacionista de enfermedades como el sida (VIH) o el cáncer. Unos días antes, Botinas había sido expulsado del programa de la Fira de la Terra, a petición del Ayuntamiento de Barcelona, al considerar un "peligro" las teorías que difunde sobre la inexistencia de enfermedades avaladas por la comunidad científica global. El mismo diario informaba que responsables de la organización de Biocultura habían explicado que Botinas únicamente había sido incluido de manera “provisional”, pero el hecho es que aparecía en el programa de actividades ya a disposición de los usuarios en versión pdf.

De la misma forma, el pasado mes de febrero la organizadora de la feria Biocultura de A Coruña, la Asociación Vida Sana, retiró de la programación de actividades las ponencias organizadas por colectivos antivacunas llevadas a cabo por la Liga por la Libertad de Vacunación, en las que se iba a hablar de la vacunación sistemática.

Inmediatamente, médicos y expertos pidieron "terminar con la desinformación" sobre terapias alternativas a la medicina tradicional vinculadas, en algunos casos, con la pseudociencia, un término que incluye prácticas que se presentan "falsamente" como científicas. En declaraciones a Europa Press, el coordinador del Observatorio de la Organización Médica Colegial contra las Pseudociencias y Pseudoterapias, Jerómino Fernández, aseguraba que las terapias alternativas se presentan como "propuesta de cura, alivio de síntomas o mejora de la salud" sin resultados "concluyentes".

"Lo realmente progre es la ciencia y el conocimiento"

En España, abandera la causa la Liga para la Libertad de Vacunación la dirige el médico Xavier Uriarte, cuyos puntos de vista publicaba la página web de la Asociación Vida Sana –contenido que ha sido retirado recientemente–. Las posiciones antivacunas también cunetan con el apoyo de otros partidarios como la monja Teresa Forcades o el polémico agricultor y curandero  Josep Pàmies, defensores de pseudoterapias sin fundamento científico alguno (el segundo publicita un supuesto medicamento a base de dióxido de cloro con el que afirma que se cura el Ébola y defiende que hay infusiones que combaten con éxito el cáncer).

Desde la revista The Ecologist, editada por la Asociación Vida Sana, se achaca dicha polémica a “algunos medios de la derechona de siempre" que optan "por alertar a la población sobre algo tan delicado para venirse arriba, poniendo en peligro en este caso, como en otras ocasiones, al único de los sectores eco-nómicos del país que apuesta por la alimentación sana, sostenible y por el mundo rural y la eco-nomía local”.

Esta tesis es opuesta a las declaraciones que recientemente ha llevado a cabo el presidente de la Asociación Española de Vacunología (AEV), Amós García Rojas que se manifestó sobre los colectivos que están en contra del uso de vacunas por los supuestos efectos secundarios. Para Amós, "el peor efecto secundario de una vacuna es no vacunarse". "Por fortuna en España tenemos la suerte de que un 90% de la población confía en las vacunas, pero hay un 10% al que tenemos que convencer", dijo Amós, lamentando que los antivacunas, a los que prefiere llamar "reticentes a la vacunación", "confían más en el esoterismo", aunque "lo realmente progre sea la ciencia y el conocimiento".

Más allá de lo meramente natural y ecológico

En la nota de prensa publicada el día 20 abril por la Asociación Vida Sana, se afirma: “Y es un deber moral, espiritual, ético, trabajar en pos de la regeneración y no de la degeneración, que interesa sólo a algunas empresas transnacionales, a unos políticos miopes (que trabajan directa o indirectamente como veladores de las puertas giratorias de estas megaempresas) y a algunos periodistas algo desinformados que no contrastan bien sus informaciones”.

En la misma nota de prensa se presenta como enunciado principal que se producirá un futuro congreso paralelo a la edición de Biocultura de Madrid 2018 el cual será un espacio "donde participarán expertos nacionales e internacionales en agricultura ecológica y biodinámica, alimentación “bio”, salud natural, cosmética ecológica, bioconstrucción, energías renovables…".

Otros expertos como José Miguel Mulet consideran que la agricultura biodinámia –no la ecológica–  "viene a ser como hacerle el horóscopo a un cultivo". Y afirma: "Si alguien cree que enterrar cuernos de vaca llenos de estiércol sirve para algo... La agricultura biodinámica nació de la nada: es el invento de alguien que jamás investigó en su vida. Está basada en meras supersticiones: ¡es pura pseudociencia!", se manifiesta rotundo, el doctor en Bioquímica y Biología Molecular y profesor de Biotecnología en la Universidad Politécnica de Valencia (UPV).

En la agricultura biodinámica "ninguna de sus prácticas tiene el menor fundamento científico demostrado, y no existe ninguna prueba científica de que funcionen", coincide Emilio Montesinos, catedrático de Producción Vegetal (Patología Vegetal) en la Universitat de Girona.

En una entrevista del bolg Ecocentro la presidenta de la Asociación Vida Sana, Ángeles Parra, organizadora de la feria Biocultura afirmaba: “Yo diría que ahora mismo, aunque haya muchas personas que mueren de hambre en el mundo, la verdadera pobreza de espíritu está en Occidente”. A lo que añadía: “Es que no se trata de estar allá o aquí, más a la derecha o más a la izquierda, sino más hacia arriba o más hacia abajo. Y lo que hay que buscar es la luz y no la penumbra”. “Ahora mismo, además de trabajar en pro de la agricultura ecológica y de todo lo afín a la verdadera sostenibilidad, procuro que el caos y la confusión no me cieguen. Y, a través de la profundización en la vía espiritual, vivo la vida intentando no caer en las confusiones del pasado, que eran peligrosas. No todo lo ‘progre’ es ‘ecológico’”.

Desde otras fuentes, se advierte que la feria BioCultura incluye sectas, movimientos de la Nueva Era y pseudoterapias. Indican que entre los cientos de expositores y actividades, pueden encontrarse cosas que van más allá de lo meramente natural y ecológico. Desde propuestas de espiritualidad difusa propia de la New Age hasta pseudoterapias que pueden poner en riesgo la salud y la vida de las personas que padezcan una enfermedad y se fíen, en un momento de vulnerabilidad, de las promesas que hacen gurús y terapias fraudulentas.

COMPARTE
COMENTAR
* Campos obligatorios
EcoAvant.com lo anima a comentar los artículos publicados al tiempo que le solicita hacerlo con ánimo constructivo y desde el sentido común, por lo que se reserva el derecho de no publicar los comentarios que considere inapropiados , que contengan insultos y/o difamaciones.
Copyright © 2018 EcoAvant.com Todos los derechos reservados