Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información Cerrar
Medio ambiente
18 de octubre de 2017
COMPARTE
Martes, 01 de agosto de 2017
Roger Font
La aplicación que limpia Los Angeles
Un sistema que permite visualizar en un mapa los puntos negros donde se acumulan los residuos consigue reducirlos en un 80% en apenas un año
El centro de Los Angeles visto desde las montañas que la rodean / Foto: David S. El centro de Los Angeles visto desde las montañas que la rodean / Foto: David S.

Una plataforma digital ha logrado retirar toneladas de basura de las calles de Los Angeles. Ha conseguido devolver un aspecto digno a muchos rincones de la inmensa ciudad californiana, que se extiende sobre un área de 1.300 kilómetros cuadrados en los que viven cerca de cuatro millones de personas (englobadas en un área metropolitana de 18 millones). En concreto, el año pasado, la suciedad urbana se redujo nada menos que un 80% gracias a los mapas de la urbe publicados gracias a la aplicación GeoHub.

El GeoHub permite situar en el mapa de la ciudad todas las bases de datos geolocalizables disponibles, permitiendo visualizar sobre la trama urbana lo que antes solamente eran datos y más datos acumulados en páginas de Excel. Es decir, esta herramienta pone ante los ojos lo que antes se ocultaba en hojas de cálculo.

Cada trimestre se evalúa el estado de 40.000 avenidas, calles y callejones

El departamento de Sanidad de la ciudad documentaba cualquier depósito ilegal de basura, analizaba la limpieza de las calles y señalaba los puntos de acumulación de residuos más preocupantes, pero esa información se amontonaba por escrito en un alud de documentos con nombres y cifras y poco más.

Una vez localizados los datos en el GeoHub, se pusieron de manifiesto cuáles eran los puntos negros de Los Angeles, lo que permitió clasificar las diferentes vías urbanas y barrios en función de su limpieza en una escala de tres niveles. Y tras un año de recogida de datos, aportados en muchos casos por los ciudadanos que accedían al sistema, y establecer cuál era la magnitud del problema, se logró reducir en un 82% el número de calles certificadas como no limpias, se afirma desde la oficina del alcalde.

En total, el sistema ha hecho posible confeccionar 613 mapas de toda clase de temáticas, desde negocios a salud, infraestructuras, parques, seguridad, educación o transportes, elaborados por la oficina de datos con la colaboración de entidades locales, instituciones académicas y ciudadanos particulares. Y por supuesto, de la limpieza urbana.

“Estos mapas son útiles para todo el mundo: para la administración, para los empleados públicos como bomberos o policía y también para los ciudadanos y las empresas que se instalan en Los Ángeles”, explica Lilian Coral, responsable de datos de la oficina del alcalde desde 2016.

En tiempo real

"Por sí solos, los datos nos dan importantes ideas sobre cómo funciona nuestra ciudad, y ahora los hemos puesto en abierto para trabajar. El GeoHub proporciona acceso en tiempo real a todos los que necesitamos en un lugar determinado, lo que nos permite mejorar todo, desde la reparación de baches hasta los tiempos de respuesta a las llamadas al 311 (teléfono de los servicios de limpieza), tomar decisiones de planificación urbana más inteligentes y facilitar a policías, bomberos o ambulancias llegar a su próximo ubicación", afirma el alcalde Eric Garcetti, elegido en 2013 y gran impulsor de la iniciativa.

Hace cuatro años, montañas de basura, neumáticos abandonados, escombros de construcción y sofás desechados se amontonaban en los callejones, muchos de ellos invadidos por la maleza, principalmente en el distrito de South Los Angeles, pero también en el centro de la ciudad y en el Eastside.

Dos tercios de los grafitis se limpian el mismo día que son denunciados

Miles de aceras eran intransitables o peligrosas, lo que según informes oficiales de la administración dañaba seriamente la imagen de la ciudad y además ocasionaba a las arcas municipales pérdidas de millones de dólares anuales en pagos por demandas de accidentes y caídas. Sin el necesario mantenimiento, las vías asfaltadas se habían deteriorado durante décadas, con baches que se generaban más rápido de lo que tardaban los operarios en taparlos. Algunos puntos no se limpiaban nunca: los residentes del callejón Este de la calle 108 denunciaron a la prensa local que nadie había pasado a recoger la basura acumulada en el mismo en un año.

"Desde que (Garcetti) asumió el cargo, la limpieza general de calles y callejones de la ciudad ha mejorado, y los servicios de limpieza están respondiendo más rápido a las quejas de baches, vertederos ilegales y grafitis", constató el prestigioso diario de referencia Los Angeles Times.

Buena parte del mérito es del sistema de mapas que ha hecho posible el GeoHub. Con él, el Ayuntamiento pudo poner en marcha el sistema CleanStat para identificar con la ayuda de los residentes los puntos limpios y sucios del plano urbano. Los encargados del servicio de limpieza empezaron a evaluar trimestralmente el estado de más de 40.000 avenidas, calles y callejones angelinos, muchos de ellos en un estado deplorable e incluso insalubre.

A principios de 2016 se clasificaron como necesitadas de una intervención inmediata 370 millas (595 kilómetros) lineales de calles, que a finales del mismo año habían caído hasta las 91 millas (146 kilómetros). El manejo por parte de los operarios de la limpieza de dispositivos móviles que les permiten consultar la situación y registrar las quejas de los vecinos o las denuncias de los inspectores en tiempo real agilizó enormemente las intervenciones.

Los ciudadanos usan la aplicación para móviles MyLA311 o el sitio web de la campaña para denunciar vertidos y pedir acciones de limpieza. Alrededor del 20% de las solicitudes llegaron a través de esos canales el año pasado, en comparación con el 2% en 2013. Dos tercios de los grafiti denunciados son limpiados el mismo día. En 2015, el alcalde ordenó la instalación de otros 5.000 contenedores de residuos en un plazo de cuatro años, tras constatar que la ciudad estaba en este terreno muy por detrás de otras capitales de su categoría. Pero gracias a las nuevas tecnologías, la situación ha mejorado mucho. Que no se invierta la tendencia.

COMPARTE
MAPA
COMENTAR
* Campos obligatorios
EcoAvant.com lo anima a comentar los artículos publicados al tiempo que le solicita hacerlo con ánimo constructivo y desde el sentido común, por lo que se reserva el derecho de no publicar los comentarios que considere inapropiados , que contengan insultos y/o difamaciones.
Copyright © 2017 EcoAvant.com Todos los derechos reservados