Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Más información Aceptar
Medio ambiente
16 de julio de 2018
COMPARTE
Jueves, 21 de mayo de 2015
Enia Sánchez
Naturaleza interconectada
La Red Natura 2000 agrupa más de 26.000 espacios protegidos de la Unión Europea. España es el país que más lugares y mayor superficie aporta a la misma
El archipiélago Chinijo, en el noreste de Lanzarote, forma parte de la red europea / Foto: Activa Red Natura 2000 El archipiélago Chinijo, en el noreste de Lanzarote, forma parte de la red europea / Foto: Activa Red Natura 2000

Hoy se celebra la tercera edición del Día Europeo de la Red Natura 2000, una cita con la que se pretende concienciar a la población del continente sobre la importancia de la conservación de la biodiversidad. A buena parte de la misma, como le sucede a la mayoría de ciudadanos españoles, el nombre de la Red Natura 2000 no les dirá gran cosa, pues según descubrió la asociación la Sociedad Española de Ornitología (SEO/Birdlife) hace tres años, el 85% de la población española no conocía a qué se refería esta denominación, a pesar de su importancia ecológica, social y económica.

La Red Natura 2000 agrupa más de 26.000 espacios protegidos en la Unión Europa (UE), que han sido escogidos para garantizar la supervivencia de numerosas especies animales y vegetales. España suma a la red unos 2.000 espacios –alrededor de 15 millones de hectáreas, que representan casi el 30% del territorio–, lo que la convierte en el país europeo que más lugares y superficie aporta.

Los parajes españoles de la red representan casi un tercio del territorio nacional

Entre ellos se encuentran verdaderos paraísos como el Cabo de Gata (Almería), el Delta del Ebro (Tarragona), los Picos de Europa (Asturias-León), el Parque Nacional de Monfragüe (Cáceres) y el archipiélago Chinijo (al noreste de Lanzarote).

En la red se incluyen además de los Parques Nacionales de cada país, las Reservas de la Biosfera y las Zonas de Especial Protección para las Aves, estos últimos lugares públicos y privados en los que se desarrollan actividades productivas como la agricultura, la ganadería, la caza o el turismo cuando resultan compatibles con la vida natural.

A pesar de ostentar en su nombre el número 2000, que hace pensar que se creó ese año, la Red se estableció hace 23, por medio de la Directiva de Hábitats (92/43/CEE de 21 de mayo de 1992), que la define como “una red ecológica europea coherente de zonas especiales de conservación […] que deberá garantizar el mantenimiento o, en su caso, el restablecimiento, en un estado de conservación favorable, de los tipos de hábitats naturales y de los hábitats de las especies de que se trate en su área de distribución natural”.

Protección de las aves

La red de espacios protegidos está también vinculada con la Directiva de Aves (2009/147/CE, de 30 de noviembre de 2009), al incluir las zonas de protección de las aves que establece dicha legislación. Por tanto, la Red Natura 2000 incorpora tanto las Zonas Especiales de Conservación (ZEC), de acuerdo con la Directiva de Hábitats, como las Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA), definidas según la directiva relativa a la conservación de las aves silvestres.

Para que un espacio sea designado como ZEC es necesario un largo proceso burocrático, pues cada estado miembro de la UE propone una lista con los lugares de su territorio que pueden ser considerados de importancia comunitaria de acuerdo con los criterios expuestos en los Anexos de la Directiva.

El 85% de los ciudadanos de nuestro país ignora qué designa esta denominación

A partir de dichas selecciones nacionales, la Comisión Europea elabora una propuesta de lista de Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) que presenta al Comité Hábitat para que lo apruebe. Si el dictamen de este último es favorable, se aprueba por parte de la Comisión.

Después, los estados tienen la obligación de declarar esos lugares como ZEC lo antes posible y en un plazo de seis años deben adoptar las pertinentes medidas de conservación. Las ZEPA son declaradas por cada estado miembro de la UE basándose en criterios científicos.

España ha sido advertida por la Comisión Europea por su lentitud en la declaración de las ZEC y su deficiente gestión de estos espacios. Mientras el Gobierno se pone las pilas para evitar posibles sanciones, la organización SEO/Birdlife y la Agencia Efe han organizado diversas actividades para conmemorar el Día Europeo de la Red Natura 2000.

La campaña de esta edición, bajo el lema El simple aleteo de una mariposa puede cambiar el mundo, hace un llamamiento a los ciudadanos para que envíen una foto formando una mariposa con sus manos a su web o a las redes sociales con el hashtag #Natura2000Day. El objetivo es hacer reflexionar a la población sobre la importancia de los pequeños gestos en la conservación de nuestro entorno. Que siempre son poderosos. 

COMPARTE
COMENTAR
* Campos obligatorios
EcoAvant.com lo anima a comentar los artículos publicados al tiempo que le solicita hacerlo con ánimo constructivo y desde el sentido común, por lo que se reserva el derecho de no publicar los comentarios que considere inapropiados , que contengan insultos y/o difamaciones.
Copyright © 2018 EcoAvant.com Todos los derechos reservados