Medio ambiente
19 de octubre de 2018
COMPARTE
Jueves, 04 de diciembre de 2014
Viajar por un mundo mejor
Tarannà Club de Viajes, Viajes con Sentido, apuesta desde hace ya más de 20 años por un turismo sostenible y responsable que protege los recursos naturales y contribuye al desarrollo social de los habitantes locales sin olvidar al viajero y sus inquietudes
Turista y anfitrión en Rico Celeste, Costa Rica / Foto: Tarannà Turista y anfitrión en Rico Celeste, Costa Rica / Foto: Tarannà

Desde nuestros inicios hemos creído en un tipo de turismo en el que los protagonistas fueran los viajeros y nuestros anfitriones, los locales, como solemos llamarles. Siempre hemos procurado ofrecer un estilo de viajar basado en la experiencia, en la convivencia, en el aprendizaje.

Y lo hemos hecho siempre desde el corazón, desde la pasión que sentimos por el mundo del viaje y, sobre todo, desde el respeto que se merecen las culturas que damos a conocer a todo el que lo desee. Y, mira por dónde, ahora esto es lo que hoy en día ha dado en llamarse turismo sostenible o responsable.

El turismo sostenible intenta proteger y potenciar las oportunidades de futuro, busca el equilibrio entre sociedad, medio ambiente y economía por medio de propuestas que protejan los recursos naturales, contribuyan al desarrollo social y propicien nuevos sectores de actividad económica.

Y hacerlo teniendo siempre en consideración al cliente y sus inquietudes, mimando todos los detalles para que su viaje sea una experiencia inolvidable, unas vacaciones plenas de experiencias y emociones.

Toma de conciencia

Poco a poco, nuestra sociedad va tomando conciencia de la importancia que tiene cuidar el entorno, saber de dónde vienen los productos que consumimos y cómo se produce todo lo que nos rodea. Es la inquietud que ha dado origen al comercio y consumo justos, y el turismo no puede quedarse al margen de este cambio.

Hablamos de un turismo que cuida del medio natural en el que se desarrolla, que prima la protección de los recursos naturales en la actividad económica, que da voz a las pequeñas comunidades locales para hacerlas participes de estos proyectos, para que puedan desarrollar su territorio con el turismo como una actividad complementaria que les respeta a ellos y sus tradiciones.

Pero hay que tener muy presente que este turismo no puede ser responsable sin la concienciación del propio viajero sobre a dónde y cómo viaja. El viajero debe preguntarse siempre ¿cuál es la huella que dejamos atrás cuando viajamos?

Tampoco es posible sin una sensibilización de las empresas turísticas respecto a qué modelo de trabajo quieren adoptar y cuál es su responsabilidad para con la sociedad y el planeta.

Tarannà ha sido la primera agencia de viajes en publicar una memoria de sostenibilidad, que se puede consultar en nuestra web, y que establece como prioridad en todos sus viajes potenciar los alojamientos sostenibles, apoyar proyectos de turismo comunitario que beneficien directamente a las poblaciones locales, para que a través de ello puedan mejorar el nivel de bienestar de la gente, y favorecer también iniciativas de nuestro propio entorno.

La Responsabilidad Social Empresarial (RSE) estimula una profunda toma de conciencia que rápidamente da como resultado estudios, cambios y rectificaciones respecto a lo que habitualmente se venía haciendo y canaliza la actividad de la empresa hacia acciones mucho más frescas, innovadoras y colaboradoras, algo importante a tener en cuenta, y muy especialmente en los difíciles momentos de la historia que nos toca vivir.

Tres principios básicos

Para nosotros, un viaje es mucho más que una ruta con hoteles, vuelos y visitas guiadas: es una ilusión, un sueño y sobre todo una experiencia vivida que será única para cada persona.

Así, todo proyecto de turismo sostenible debe cumplir inexcusablemente los siguientes requisitos:

1. Hacer un uso óptimo de los recursos medioambientales, respetando y conservando los procesos biológicos y el patrimonio natural.

2. Respetar y preservar la autenticidad sociocultural de las comunidades, promoviendo el entendimiento y la tolerancia intercultural.

3. Asegurar la viabilidad a largo plazo de las operaciones; proveer de beneficios a todos los agentes participantes de la forma más justa posible, incidiendo en las oportunidades laborales, los servicios y las inversiones, y contribuir especialmente a la reducción de la pobreza y de las desigualdades.

Os queremos invitar a que os suméis a esta nueva forma de viajar, sostenible y respetuosa, a que interioricemos todos estos principios, para que llegue un día en que no podamos concebir el turismo desde otra perspectiva. Tarannà, lleva más de 20 años convirtiendo tus sueños en viajes.

COMPARTE
COMENTAR
* Campos obligatorios
EcoAvant.com lo anima a comentar los artículos publicados al tiempo que le solicita hacerlo con ánimo constructivo y desde el sentido común, por lo que se reserva el derecho de no publicar los comentarios que considere inapropiados , que contengan insultos y/o difamaciones.
Copyright © 2018 EcoAvant.com Todos los derechos reservados