Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Más información Aceptar
Medio ambiente
20 de abril de 2019
COMPARTE
Lunes, 13 de agosto de 2012
Cristina Fernández
¡Que viene el lobo!
Las ovejas podrán avisar al pastor cuando sean atacadas por depredadores con un mensaje de texto de teléfono móvil mediante un collar elaborado por el biólogo Jean-Marc Landry
Pequeño rebaño de ovejas pastando en los Alpes suizos. / Foto: Aleksey Trefilov Pequeño rebaño de ovejas pastando en los Alpes suizos. / Foto: Aleksey Trefilov

Los rebaños ovinos de Suiza alertarán a sus pastores o dueños cuando se sientan amenazados o estén siendo agredidos por lobos u otros carnívoros gracias a un collar capaz de monitorizar sus latidos del corazón y detectar el momento en que las reses están angustiadas. El dispositivo enviará automáticamente mensajes de texto (SMS) de teléfono móvil si los latidos de los animales se aceleran durante un determinado período de tiempo.

Los primeros prototipos del collar, que emplean sensores similares a los que usan los atletas en sus entrenamientos, ya han sido probados con una docena de reses. En el experimento, llevada a cabo en los Alpes de Berna sobre Les Diablerets (cantón del Valais), se asustó a las ovejas con dos perros lobos checos (un cruce de pastor alemán y lobo) a los que se había colocado un bozal.

"Es la primera vez que este sistema ha sido probado al aire libre", explica el biólogo Jean-Marc Landry, del grupo suizo de investigación KORA, quien ideó el collar y participó en la prueba, según informa la agencia de noticias AFP. El ensayo reveló que los latidos del corazón de una oveja calmada –de 60 a 80 pulsaciones por minuto– llegaron a un pico de 225 pulsaciones en el momento del ataque simulado.

Según explica el experto en lobos, está previsto que el mecanismo además de enviar mensajes de texto incorpore un repelente para asustar a los lobos: será un fuerte sonido o un aerosol, que se activará automáticamente cuando se envíe el SMS. Aunque no se han facilitado detalles de la sustancia que se empleará, siendo Landry autor del documento Non-lethal techniques for reducing predation (Técnicas no letales para reducir la depredación), todo apunta a que el sistema no será mortal para los cánidos.

El dispositivo está dirigido a propietarios de pequeños rebaños que no tienen los fondos para mantener un perro pastor, aunque también podría ser utilizado en las zonas turísticas, donde los perros guardianes no son populares, expone Landry.

Mientras se espera al prototipo final, que estará listo en otoño, ya hay programadas más pruebas para 2013 en Suiza y Francia. Ganaderos de Noruega también han mostrado su interés por el mecanismo.

Rebaños y telefonía móvil

El biólogo Landry y su equipo no son los únicos que han relacionado telefonía móvil con ovejas. El pastor sudafricano Erard Louw puso a sus ovejas collares que detectan cuando los animales se echan a correr –lo que indica que hay intrusos en sus pastos– con el objetivo de luchar contra los robos. Si el animal huye, el collar hace una llamada automática a su teléfono, informa el diario británico The Daily Telegraph.

El lobo reaparece en Suiza

El objetivo del invento del biólogo suizo es reducir el número de ovejas que se pierden debido a los ataques de los lobos, que han aumentado en el país, especialmente en aquellos rebaños cuyos granjeros no pueden costear un perro pastor ovejero.

Los lobos están de vuelta en el país helvético tras una ausencia de 100 años. Estos depredadores fueron exterminados en la mayor parte de la Europa occidental, aunque sobrevivieron algunas pequeñas poblaciones en España e Italia. La especie, gracias al Convenio de Berna de 1979, ha ido regresando a países como Suiza, Austria y Alemania.

Según la organización WWF-Suiza, el incremento de lobos en el país ha sido provocado por la emigración de ejemplares franceses y, sobre todo, italianos. En la península itálica había en los años 70 alrededor de 100 ejemplares. Gracias a las leyes introducidas en el 1976 se llegó a cuadriplicar el número. En 1986 algunos de ellos fueron avistados en la zona de Génova y en 1992 en los Alpes Marítimos (Francia). Los primeros que llegaron a Suiza, al Cantón del Valais, lo hicieron en 1995 pasando por los Alpes italianos y franceses, según el grupo de trabajo KORA. "Se ha demostrado que todos los animales detectados hasta ahora (por el hallazgo de cadáveres y excrementos) provienen de la población italo-francesa de los Alpes occidentales", afirma KORA en un estudio.

Lobos vs humanos

En Suiza el lobo es una especie protegida por el Convenio de Berna, que entró en vigor en 1982, y la Ley federal sobre la caza de 1988. Pero su retorno está causando controversia entre los partidarios de protegerlo y los que pretenden reducir la cifra de ejemplares.

A pesar de las críticas de los grupos ecologistas, el Consejo Federal (gobierno) decidió el pasado 15 de julio revisar la ordenanza sobre la caza: los cantones podrán tomar más fácilmente medidas para frenar el número de lobos, linces, castores y osos, según informa Swiss Info. La Confederación no dará la autorización si la diversidad de especies no está amenazada, pero el Consejo Federal no ha definido precisamente bajo qué condiciones podría darse esta circunstancia.

En lo que se refiere específicamente al lobo, su regulación está actualmente bajo revisión. El Parlamento quiere seguir el modelo introducido en Francia de tirs de défense et de prélèvement (disparos de defensa y muestreo) contra el animal. Los disparos preventivos permiten a los ganaderos alejar a los lobos que causen daños al rebaño. Los de muestreo posibilitan matar a un determinado porcentaje de ejemplares para mantener el crecimiento de las poblaciones regionales dentro de límites considerados aceptables.

COMPARTE
COMENTAR
* Campos obligatorios
EcoAvant.com lo anima a comentar los artículos publicados al tiempo que le solicita hacerlo con ánimo constructivo y desde el sentido común, por lo que se reserva el derecho de no publicar los comentarios que considere inapropiados , que contengan insultos y/o difamaciones.
Copyright © 2018 EcoAvant.com Todos los derechos reservados