Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Más información Aceptar
Medio ambiente
24 de septiembre de 2018
COMPARTE
Martes, 31 de julio de 2012
Cristina Fernández
Un año negro
En lo que llevamos de 2012 se ha cuadruplicado el número de grandes incendios respecto al ejercicio anterior. Después de 2009, es el peor año de la última década
Servicio de bomberos extinguiendo llamas / Foto: EP/SBFCM Servicio de bomberos extinguiendo llamas / Foto: EP/SBFCM
Con la alerta por el elevado riesgo de incendios forestales activada y con el recuerdo reciente del incendio de l'Alt Empordà de la semana pasada, llegan las estadísticas sobre los incendios forestales que han tenido lugar entre el 1 de enero y el 22 de julio de 2012.

El número de grandes incendios forestales (aquellos que han quemado más de 500 hectáreas) de estos seis meses y medio casi cuadriplica al de los siniestros de estas características del mismo período de 2011, según los datos provisionales del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA)

Hasta el 22 de julio han tenido lugar un total de 19 grandes incendios forestales, frente a los cinco grandes fuegos del mismo período en 2011 y los siete de la media del decenio 2002-2012. Durante los últimos diez años, sólo ha habido más grandes incendios que en el presente ejercicio en el año 2009, cuando a estas alturas ya se habían producido 22. El año en el que hubo menos fuegos, sólo se registró uno, fue 2007.

Asimismo, se ha quemado casi el triple de la superficie que en la misma etapa de 2011: un total de 112.461 hectáreas. El fuego ha calcinado el 0,4% del territorio, frente al 0,1% del ejercicio anterior. A estas cifras todavía hay que sumar la extensión afectada por los últimos incendios forestales de Vilaflor, La Jonquera y el área murciana del incendio de Hellín.

Durante este período se han registrado 9.884 siniestros, 1.778 incendios más que en 2011. De éstos, 6.249 fueron conatos (afectaron a menos de una hectárea) y 3.635 fueron fuegos de una hectárea o más, frente a los 5.217 conatos y 2.889 incendios del mismo período de 2011.

Teniendo en cuenta la clase de vegetación, en los seis primeros meses y medio del año se quemaron 35.613 hectáreas de superficie arbolada; 72.245 hectáreas de superficie matorral y monte abierto y 4.602 hectáreas de pastos y dehesas.

Por zonas geográficas, el 50,03% de los siniestros se produjo en la región noroeste; el 33,62%, en las comunidades interiore; el 15,76% en el Mediterráneo y el 0,59% en el archipiélago canario. El 15,76% de los siniestros del Mediterráneo (comprende las Comunidades Autónomas con litoral en dicho mar, incluyendo sus provincias interiores) han quemado el 67,49% de la superficie arbolada afectada en todos los siniestros y el 53,34% de la superficie forestal que ha ardido en en total de incendios.

COMPARTE
COMENTAR
* Campos obligatorios
EcoAvant.com lo anima a comentar los artículos publicados al tiempo que le solicita hacerlo con ánimo constructivo y desde el sentido común, por lo que se reserva el derecho de no publicar los comentarios que considere inapropiados , que contengan insultos y/o difamaciones.
Copyright © 2018 EcoAvant.com Todos los derechos reservados